Estado Islámico modifica drones comerciales para lanzar bombas

El grupo radical del Estado Islámico (EI) ha agregado drones a su ya extensa variedad de armas para combatir por el territorio dentro de Irak, modificando drones comerciales para que puedan transportar bombas hacia ubicaciones enemigas.

#ISIS drone modified to drop small explosives like rifle grenades.

A photo posted by Mitch Utterback (@mitchell.utterback) on

Anteriormente se habían encontrado drones hechos a mano por el grupo extremista en talleres especiales dentro de Mosul, donde también se fabricaban municiones estandarizadas, armas y explosivos con cierto proceso de control de calidad.

Pero los nuevos vehículos capturados por las fuerzas iraquíes parecen ser equipos bien armados, adquiridos de forma comercial y adaptados para atacar con granadas a las tropas de la línea frontal, en un rango muy limitado.

Otros usos de los vehículos no tripulados incluyen la vigilancia de las zonas de guerra y como señuelo para atacar soldados en pequeños grupos, aunque el hecho de que sean comerciales permite a los soldados utilizar armas anti-drones para defenderse.