Esperando la luz: 5 etapas que todos hemos vividos

Los días siguen pasando y naqui na’…

Ya va un mes desde que el huracán María nos llevó al año uno. Nuestro sistema de electricidad colapsó (aunque algunos pensamos que eso había pasado hace tiempo) con los vientos de ciento y pico de millas que trajo el ciclón, y desde septiembre 19 estamos sin luz… pffttt, en verdad desde el huracán Irma estamos sin luz a principios del mes pasado. El gobierno anuncia a cuenta gotas que van por el 19% de abonados sin servicio eléctrico, ver un camión de la AEE u otra compañia es motivo de que el pecho se te quiera salir del corazón como a Yomo, y los días siguen pasando y naqui na’.

aee11-14fc5f4ac9fc82ff423ef672c397adfd.jpg

Estas son las etapas que todos hemos vivido esperando la adorada electricidad:

Negación: Ada Monzón anunciaba que Irma venía por África, no había soplado una trapo de brisa a principios de septiembre y ya te quedaste sin luz. Parece que el vuelo de los changos o la tos de Piculín Ortiz afectó todas los malditos postes porque tan pronto avisan que se acerca el temporal, ya empieza a temblar el sistema. No puedes creer que esto te esté pasando, a ti que nunca estás en tu casa y el bill de la AEE siempre te llega trepa’o. Te preguntas en qué diantre la Autoridad gasta el dinero del pueblo, y ante las explicaciones del gobernador, del director de la AEE, de Jaramillo, y hasta de Storm -la de los X Men- nada te convence. Tú sencillamente no puedes creer que esto te esté pasando.

Ira: Empiezas a maldecir a medio mundo, porque tienes calor, se te chavó la compra que hiciste hace tres días antes del huracán, siguen pasando los días y la nevera te está apestando como a cadáver aunque botaste ya todas las carnes. Siempre hay un desgracia’o que te dice “en el mundo hay gente peor” y eso te enca****a más. “Olvídate de la gente de Haití, ellos no le pagan el bill a la AEE, pero yo sí”, repites en tu mente sin decirle a nadie porque no quieres que piensen que eres una mala persona. Quieres soltar todo tu odio en Facebook, y cuando estás dándole al teclado como si no hubiese un mañana, el celular se te queda sin carga… y se ve el reflejo en la pantalla de tu celular de una lágrima bajando.

stevecarrellangryno-7981ba56135cdf484c6ef70bddfb1e54.gif

Reflexión: Comienzas a analizar el porqué se cayó el tendido eléctrico, escuchas radio AM todos los días para oír sobre el proceso que se debe tomar para que vuelva la luz, y decides darle una segunda oportunidad a esos valientes trabajadores que están dejando a sus familias por días para volver a prender a Puerto Rico. Como no tienes na’ que hacer, creaste un mapa del país y la ruta que están siguiendo para distribuir la electricidad. Estás hecho un perito electricista después de María. Cada vez que observas una brigada en la calle, le tocas bocina y levantas el puño. Casi lloras al ver que llegaron brigadas de Estados Unidos a dar la mano, y un atisbo de esperanza se cuela en tu oscuro corazón. Tienes mucha fe de que esto se va a resolver pronto y sonríes de cara al sol.

praisegif4-24c9d9bea9bc1446ff87fafc964da2c5.gif


Dolor:
La fe de la fase anterior te dura un par de horas solamente. Ya hasta se te olvidó lo que era dormir sin estar suda’o. Lloras cada mañana a las 7:00 porque hacer el desayuno en la hornilla de gas se toma medio día en lo que haces el huevo, despúes calientas el pan; luego preparas el café, calientas la leche y cuando terminas de comer son la 1:00 pm. Has envejecido 4 años en un mes, la pantalla del televisor la usas para hablar contigo mismo, y extrañas el calentador que le daba la temperatura perfecta para el agua que corría por tu cutis. Los abanicos de techo son igual de inservibles que los molinos de Salinas, y tu nevera ahora es un estorbo en la cocina ya que tu nueva forma de conservar la comida es una neverita de playa, y cada día tienes que salir a capear hielo. Cuando la gente te pregunta cómo estás, les dices que “todo está bien”, mientras evitar derrumbarte a llorar sobre esa persona… aunque terminas hecho lágrimas en tu carro, mientras escuchas los fucking mensajes positivos de Amós Morales.

giphy74-2164300149e2d4190dfe808180fff1d6.gif

Aceptación: Ya te acostumbraste a dormir con un abanico de baterías que amenaza con apagarse cada dos días, dormir en una hamaca te hace encontrate con tus raíces indígenas y has aprendido a beber cerveza caliente. Ya te miraste al espejo, diste el más profundo suspiro y comprendiste que la luz, si acaso, viene en marzo del 2018. ¡Feliz navidad!

animatedlightbulbgif28-3333754d224eb11046641ea7f3ca5b36.gif