Esperan que la vacuna ayude en la recuperación turística de Borinquen

La revitalización del sistema eléctrico y el sistema de permisos también será vital para el desarrollo económico

Si Puerto Rico quiere traer la industria turística a lo que era antes de que comenzó la pandemia del COVID-19, tendrá que ampliar sus esfuerzos para distribuir la vacuna a cada uno de sus habitantes, resaltó Federico Sánchez Ortiz, CEO y presidente de Interlink y el Concilio Empresarial de Turismo.

No obstante, aunque considera tal proceso como un paso fundamental, el funcionario aseguró que el mismo no marcará el fin de la recuperación del sector económico.

“El 2021, que si Dios quiere se va a desplazar la disponibilidad de la vacuna a la ciudadanía, será un año transitorio. Si uno escucha a los principales líderes de la industria hotelera en el mundo, […] entienden que para el 2023, en Estados Unidos se van a poder recuperar los niveles de ocupación hotelera que estábamos viendo a finales del 2019 y principios del 2020”, expuso Sánchez Ortiz en el conversatorio “Dale un Giro a Puerto Rico: Perspectivas 2021”.

Actualmente, el turismo en Puerto Rico se encuentra limitado debido a las restricciones impuestas por el gobierno.

Debido a la recesión económica que ha enfrentando el sector turístico, Sánchez Ortiz prevé que las tarifas no regresen a su precio original hasta el 2025. “Entendemos que tenemos una gran oportunidad de mejorar esas proyecciones. Tomará tiempo, pero creo que podemos recuperarnos antes del 2023 en términos de ocupación por la base que tenemos, el moméntum que llevábamos a principios del 2020 en los niveles de reconocimiento del destino”, sostuvo.

Turismo podría mejorar
infraestructura

Con fondos disponibles para la reconstrucción luego de los huracanes Irma y María y los terremotos de este año, el sector turístico podría acelerar las gestiones necesarias para revitalizar daños e infraestructura.

De esta manera, Sánchez Ortiz recordó que muchas de las empresas envueltas en el desarrollo de la construcción comenzaron a adentrarse en el mundo hotelero.

“Ha sido alentador que cada vez ese grupo es más local. El porciento de propiedades hoteleras y demás que los inversionistas son puertorriqueños es cada vez más alto”, dijo. Asimismo, el líder turístico cree que cualquier gestión relacionada a la reconstrucción, podría traer ganancias en términos de hospedaje en distintas áreas de la Isla.