Equipo de Diálogo se opone a "nuevo modelo organizacional"

El equipo de periodistas, editores, fotógrafos y estudiantes del periódico Diálogo, medio oficial de la Universidad de Puerto Rico, repudió hoy las intenciones del presidente interino de la institución, Darrell Hillman Barrera, de promover “un nuevo modelo organizacional” para el proyecto como medida para compensar un recorte monumental en el presupuesto del medio.

Según informaron en un parte de prensa, durante una reunión editorial extraordinaria, el grupo de trabajo se manifestó en contra de un presunto recorte de más de 60% del presupuesto operacional del medio y de las intenciones de promover un nuevo modelo que ubique al proyecto bajo “los recintos y unidades con programas de comunicación”.

dialogo-fa266664ff45f60d529697d4fe70dbca.jpg

“Estamos consternados. Es muy lamentable que los administradores de turno de nuestra Universidad menosprecien de esta forma un proyecto que tan bien le ha servido a esta institución por más de tres décadas", expresó la editora general del medio, Odalys Rivera.

“Es de suma preocupación que la administración universitaria se tome tan a la ligera y de manera muy pobre la evaluación del presupuesto y de la continuidad de un proyecto como Diálogo. El pasado año, el medio ya había recibido una disminución de 28% en su presupuesto, que obligó una operación más estrecha. Ubicar el fondo en una partida menor, solo representaría el cierre”, comentó el director interino de Diálogo, Víctor Rodríguez-Velázquez, quien informó que tras el recorte el presupuesto asignado para el actual año fiscal se ubicó en $282,248.

Las expresiones del grupo de trabajo respondieron a una denuncia hecha ayer por miembros de la Junta Universitaria en la que se alertó que la administración de la UPR sólo considera asignar fondos para cubrir la nómina de empleados regulares de Diálogo.

Con el nuevo modelo, que no fue consultado con ningún personal adscrito a Diálogo, Hillman Barrera indicó que el medio “estará adscrito a los recintos que ofrecen educación en comunicaciones, por lo que el nuevo modelo organizacional beneficiará directamente a los estudiantes y profesores de dichos programas, mientras permitirá generar ahorros a la institución”.

dialogo1-b99b45ec109014ac89f3ec0a6e24c5c8.jpg

“Rechazamos categóricamente la imposición sin consulta previa de un presunto nuevo modelo organizacional. Decir que se va a &#39reforzar la participación estudiantil y de profesores’, es omitir la amplia labor que ha hecho Diálogo a lo largo de sus 30 años. Las expresiones del presidente interino denotan una falta total de conocimiento respecto al funcionamiento e impacto de nuestro proyecto. Esta pobre noción sobre Diálogo se corregiría si la administración universitaria abriera más puentes de comunicación con el equipo de trabajo del medio y no cerrando —como lo han hecho en el último año— las puertas de trabajo colaborativo”, sentenció el director interino del medio.

De igual manera, el equipo de Diálogo alertó a los miembros de la Junta de Gobierno y a su presidente, el licenciado Walter Alomar, a que tomen en consideración que aprobar un presupuesto para la UPR con un recorte amplio en Diálogo, o permitir cualquier movida autoritaria significaría comprometer la transparencia y la democracia en la institución pública.

“En momentos donde la administración universitaria no ha sido transparente –argumento que no solo han lanzado los estudiantes y la comunidad universitaria en general, sino hasta de la propia Junta de Control Fiscal– dejar inoperante a Diálogo, que es el principal vehículo que tienen los universitarios para canalizar las denuncias –incluyendo esa de falta de transparencia–, es acrecentar vacíos de información para la toma de decisiones básicas. Y en la discusión y toma de decisiones informadas es que se fundamenta una sociedad que reclama ser democrática”, puntualizó el estudiante y periodista Emmanuel Estrada López.