En Puerto Rico, el abuso sexual infantil es una epidemia

En Puerto Rico 1.372 niños recibieron servicios en el Departamento de la Familia por abuso sexual en el 2015 que forman parte del sólo 16 por ciento que se reportan a las autoridades, según datos difundidos hoy por la organización Escape en un comunicado.


Escape, Centro de Fortalecimiento Familiar, es una institución privada sin fines de lucro, con exención federal y estatal, que opera en Puerto Rico desde el 1983 especializada en intervención, tratamiento y prevención del maltrato a menores y violencia familiar.
En la isla se estima que por cada caso reportado hay cinco que no se reportarán, por lo que, en promedio, sobre 5.000 niños y niñas fueron abusados sexualmente en la isla en un año.


Para ESCAPE, Centro de Fortalecimiento Familiar, estas cifras evidencian que aun cuando el abuso sexual a menores es una de las manifestaciones de violencia con mayor incidencia en la isla, "sigue siendo una de las menos reportadas".
En este sentido, en abril, Mes de la Prevención del Maltrato a Menores, la organización tiene previsto lanzar la campaña "¿Están tus niños protegidos del abuso sexual? ¿Estás seguro?".


En la misma se proveerá información sobre la prevención del abuso sexual a menores a través de anuncios de servicio público y redes sociales, además de charlas y distribución de material informativo.


Este esfuerzo tiene como fin concienciar a todos los que tienen la responsabilidad de criar a menores, a que tienen que hacerse responsables de conocer cómo proteger a sus niños y niñas del abuso sexual.


"Es un tema que, al negarnos a conversar con nuestros hijos e hijas, los seguimos poniendo en riesgo de uno de los actos de violencia más despreciable que se pueda cometer contra un menor", según la directora ejecutiva de "Escape", Yadira Pizarro.
En este sentido, indicó que los adultos tienen la responsabilidad de protegerlos "y para eso necesitamos educarnos y contar con las herramientas para actuar y evitar que nuestros niños y niñas sigan siendo víctimas de abuso sexual".

127403501-268b484574ca7adbdc06926b3145aeb5.jpg

Pizarro detalló que, según datos del Departamento de Familia, los menores de 10 a 12 años son los más vulnerables a ser víctimas de abuso sexual a manos de un familiar, mientras que los de 13 a 19 años suelen ser abusados por una persona conocida.
Según los datos más recientes del Perfil del maltrato a menores en Puerto Rico, el 53,6 por ciento de los abusadores sexuales de menores son padres biológicos y un 35,4 por ciento son padrastros, siendo el 76 por ciento de las víctimas de abuso sexual niñas entre 10 a 14 años edad.


"Esto es alarmante. Tenemos que dejar de pensar que son extraños los que pueden hacer daño a nuestros niños y niñas; en general son familiares y conocidos. Por eso debemos darles las herramientas para que puedan protegerse de cualquier persona y como adultos/as, estar atentos a las señales de peligro en nuestra familia, escuela, grupos deportivos y todos los espacios en los que se desenvuelven", dijo Pizarro.
"Escape" ayuda en la prevención del maltrato a menores y la violencia familiar a través de servicios de apoyo, educación y concienciación, para promover el desarrollo integral de los niños, fortalecer la familia, apoderar la comunidad y promover la sana convivencia en Puerto Rico.