En Palo Seco estaban listos pa' trabajar, pero "los despacharon pa sus casas"

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Angel Figueroa Jaramillo, reveló hoy que “hace más de seis semanas había sobre 20 líneas listas en San Juan, pero no teníamos energización”.

Figueroa Jaramillo recordó que a los trabajadores de Palo Seco inicialmente “los despacharon para sus casas”.

040610aeerepartometropolitano-51bd6de6824de0491b297792795ffdef.jpg

“Estaban listos para hacer el trabajo que correspondía a Palo Seco”, agregó, al tiempo que opinó que con la central “hay un abandono sistemático y consciente”.

Respecto de los daños en la central, comentó en una audiencia pública en el Capitolio, para conocer el estatus de los trabajos de reparación de la central Palo Seco, en Cataño, que “la cuestion estructural, eso se cambia viga a viga, no se deja la caldera en el aire. Y lo hemos hecho”.

Según el sindicalista, la ausencia de Palo Seco ha traído la “salida forzosa de unidades” y ha representado un “impacto económico” para Puerto Rico.

aee1200x6001200x600-f6ed3ec42a84cc7742e5183159e4c3d7.jpg

La planta termoeléctrica ubicada entre Toa Baja y Cataño produce el diez por ciento de la demanda energética de la Isla y supuestamente exhibe problemas estructurales, por lo que el gobierno inicialmente no quería ponerla a funcionar, pero finalmente contrató a una empresa, tras el huracán, para repararla.

La central, que fue construida en la década del 60.