Emisora le dará programa al convicto político y corrupto Edison Misla Aldarondo

Los medios de comunicación continúa dando de que hablar y no necesariamente por innovar en su contenido.

La radioemisora WIAC 740 ha decidido venderle el espacio al convicto expresidente de la Cámara de Representantes Edison Misla Aldarondo para hacer un programa análisis político.

Con esta movida, este medio de comunicación se une a un exclusivo club de medios que le han abierto las puertas a personalidades de dudosa reputación para hacer análisis sobre temas que merecen seriedad.

La controversia subió de tono, luego de que la periodista y analista Wilda Rodríguez utilizara su espacio en la misma emisora para denunciar la llegada de Misla Aldarondo. 

“Yo no le doy la bienvenida a estos micrófonos al político”, dijo la comunicadora en un video que ha sido colgado en las redes sociales que recoge el momento de su descarga.

Puedes verlo aquí

[fbvideo link="https://www.facebook.com/manuel.coss/videos/10158348980480107/" width="500″ height="400″ onlyvideo="1″]

El momento de la descarga fue observado por el propio Misla Aldarondo quien se encontraba en la radioemisora con su hijo.

El programa de Rodríguez, La Bola de Pegao, es un espacio que se emite de lunes a viernes a las 11:00 am y por el que la presentadora y su equipo no devengan salario de la emisora pero si tienen un acuerdo de compartir ganancias de ventas, si se vendiera anuncios en el espacio.

La llegada del convicto Misla Aldarondo, se une a la participación diaria de Jorgito De Castro Font en el programa de chismes Dando Candela donde tiene una sección en la que entrevista a funcionarios públicos y comenta sobre los issues de noticias. También sigue la línea de la participación del expolicía corrupto y también convicto Alejo Maldonado, a quien La Perrera que emite la cadena SalSoul utiliza como comentarista de casos policiacos y de política pública en materia de seguridad.

Misla Aldarondo fue convicto por pervertir sexualmente a su hijastra además de 15 cargos por corrupción en la venta de un hospital en Manatí. Curiosamente, el cómputo de la sentencia fue cuestionado en reseñas periodísticas de la época, lo que provocó que este  solo cumpliera una mínima parte de su sentencia y pasó a un programa de desvío, saliendo de la cárcel en el 2015.