Elizabeth Torres quiere que Pierluisi deshaga la delegación congresional pero no deja de cobrar los $90 mil

Le pide al Gobernador disolver el mismo pero no menciona si dejará de cobrar el salario

La delegada congresional en busca de la estadidad, Elizabeth Torres, presentó su primer informe trimestral sobre su trabajo realizado como funcionaria electa por el que cobra un salario de $90 mil, y hasta $30 mil en gastos reembolsables.

En el escrito, Torres criticó la administración de Pedro Pierluisi, y como su administración no ha manejado de manera correcta la delegación. Al mismo tiempo, la también estudiante de derecho, solicitó al Gobierno disolver el ente, del cual fueron electos también el exgobernador Ricardo Rosselló, la exalcaldesa de Ponce, María "Mayita" Meléndez, Melinda Romero, Roberto Lefranc Fortuño y Zoraida Buxó.

"Le pido que disuelva este cuerpo. No existe en ley nada que justifique nuestra existencia ni el gasto que, mantenerla por tres años, conlleva. Demasiadas cosas se han hecho mal, es hora de enmendarlas. Empiece con nosotros", comentó.

"Mantener esta Delegación viva es un acto de traición al pueblo. Como resulta evidente, la trayectoria que culminó en la creación de este cuerpo es vergonzosa e inmoral. Lo es también mantenerla operando. En cuanto a la estadidad, le pido que utilice la herramienta que usted mismo creó. La Ley Pública 113-76, que permite una consulta con aval federal, es hoy letra muerta. Tráigala a la vida, ejecute, es su deber. Muchas personas serias quieren ayudarle, usted lo sabe. Hay que establecer un equipo de trabajo para elaborar las comunicaciones con el Departamento de Justicia federal, hay que definir, hay que solicitar las certificaciones y hay que conseguir ese aval que necesitamos. No repita la historia, hágalo con tiempo. Empiece ya", concluyó.

Dentro del informe, Torres detalló varias reuniones que tuvo, antes y después de juramentar, donde detalla las veces que Melinda Romero no asistía a las mismas, y si Rosselló participaba de manera remota.

Además, criticó el que se asignan fondos para los salarios de los delegados, pero no así para el ideal de la estadidad.