Elevan a 29 los municipios en Puerto Rico bajo sequía extrema

Un total de 29 municipios están considerados bajo el nivel sequía extrema en Puerto Rico, tras la inclusión de otros 9, debido a la falta de lluvia que desde hace meses sufre la isla caribeña, anunció el Monitor de Sequía federal de EE.UU.

La información fue ofrecida hoy por la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales local, Carmen Guerrero Pérez, quien en un comunicado de prensa indicó que el "aumento más dramático" eleva a 2,7 millones las personas afectadas en la isla por alguna categoría de sequía. Los nueve municipios locales nuevos bajo la categoría de sequía extrema son Aguas Buenas, Bayamón, Ceiba, Comerío, Guaynabo, Loíza, Naranjito, San Juan y Toa Alta.

Los otros 20 bajo en sequía extrema (D-3) son Arroyo, Caguas, Canóvanas, Carolina, Cayey, Cidra, Fajardo, Guayama, Guarabo, Juncos, Las Piedras, Luquillo, Maunabo, Naguabo, Patillas, San Lorenzo, Río Grande, Salinas, Trujillo Alto y Yabucoa.

El informe del Monitor, en su sección de porcentajes por categorías, establece que el 20.25 % de la isla se sitúa bajo sequía extrema (D-3), 24.71 % ubica en sequía severa (D-2), 16.18 % en sequía moderada (D-1), 23.95 % con algún nivel de sequedad (D-0), y 15.26 % no experimenta condiciones de sequía.

11006562m-dbcc281f36b7fb015abd1c402cbe4dc6.jpg

Guerrero indicó que el informe del Monitor de Sequía muestra que la sequía refleja que las cuencas hidrográficas de los cuerpos de agua fluyen por debajo de mínimos históricos, y ha avistado el descenso de los embalses, la mortandad de peces, la intensidad de los fuegos forestales y problemas en la agricultura.

Los 2.7 millones de personas en 75 municipios afectadas por la sequía equivalen al 85 % del territorio caribeño y 2.5 millones de personas afectadas.

"Esta es una sequía extensa en todas sus manifestaciones y una de las peores que estamos experimentando como país", dijo Guerrero sobre la falta de lluvia, que ha llevado a que desde el pasado 13 de mayo las autoridades anunciaran un racionamiento de agua de 24 horas para los clientes que se suplen del principal embalse de la zona metropolitana.

El plan inicial afectó primeramente a unos 160.000 clientes que se sirven de la Planta de Filtros Sergio Cuevas, abastecida por el embalse Carraízo, en Trujillo Alto, municipio aledaño a San Juan.
Este fue el primer racionamiento de agua que se decretaba en la isla caribeña desde 1994, considerada la sequía más dura en la historia reciente de Puerto Rico. En aquel entonces los cortes de suministro se prolongaron de mayo a septiembre.

mapademunicipios8615800x518780968524-1ea4e5afa9cab7739d97ce323ee6b06e.jpg

Un mes después, y debido a las pocas precipitaciones registradas en el embalse Carraízo, la AAA extendió a 48 horas cada 3 días el plan de racionamiento y amplió la zona bajo racionamiento hasta afectar a cerca de 200.000 usuarios.

Unos días más tarde, la AAA comenzó un plan de racionamiento para otros 110.000 residentes de las localidades de Bayamón, Cataño, gran parte de Toa Baja y sectores de Toa Alta (todo en las inmediaciones de San Juan), los cuales son alimentados por el embalse de La Plata. Junto al de Carraízo, el de La Plata es uno de los principales embalses de la isla que dan servicio al área norte.

Los clientes de La Plata, al norte de la isla, sufren desde el miércoles un racionamiento de agua de 48 horas luego de que las autoridades tomaran medidas por la falta de lluvia en esa área en los pasados meses.