El PPT pintó de violeta las Fiestas de la SanSe

Era poco después de las 2:30 de la tarde cuando la compara del Partido del Pueblo Trabajador (PPT) saló con su comparsa a pintar las Fiestas de la Calle San Sebastián de violeta. En palabras del propio candidato a la Gobernación, Rafael Bernabe, “nosotros vamos del piquete a la fiesta y de la fiesta al piquete”.


image21-c92d952814ee1ea7fa9a825078d2e834.jpg
“Donde quiera que el pueblo se congrega es fundamental para nosotros estar presente. El PPT es un partido del trabajador. Tiene mucha, mucha gente pero poco dinero. Así, que luchamos de la manera más económica que tenemos. No hay presupuesto como los otros partidos, para pagar muchos programas de televisión o espacios en la prensa y en la radio, por eso es que nuestra filosofía es que en las actividades sociales y culturales es que lucha”, dijo Bernabe a El Calce durante la tarde del sábado.

“Llegamos aquí a pintar de violeta las fiestas de la calle San Sebastián. Andamos del piquete a la fiesta y de la fiesta al piquete”, expresó el también profesor universitario.

Bernabe dijo además que hoy, domingo, estarán en el Festival de la Novilla de San Sebastián del Pepino, en el oeste central del país, “pues queremos tener presencia en los dos festivales del santo Sebastián”.

image1-69e04413f0244793f6996d27ab9678fc.jpg

La idea es, puntualizó, hacerle entender al pueblo que “el PPT lleva ya años diciéndole al pueblo de dónde es que sale nuestro problema económico como pueblo”.

“En otros años, el problema principal que nos decían era sobre la violencia y la criminalidad. En esta ocasión lo más que nos dicen es sobre el problema económico. El PPT dijo ya hace dos años que esa deuda era insostenible. Dijimos que hacía falta una auditoría y que hay que renegociar. El PPT va con un record muy, muy claro de lo que ha sido su análisis de los problemas del país y ahora su análisis queda confirmado”, expresó, mientras aludía a lo recién planteado por el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, quien dijo que la deuda de Puerto Rico era impagable.