El gozo musical vuelve a apoderarse de La Respuesta en Santurce

El 2018 arrancó gozoso y el espacio conocido como La Respuesta en Santurce experimenta un resurgir luego de que, como todo negocio, sintiera el embate económico del paso del Huracán María.

Los segundos y cuartos miércoles se celebran los eventos &#39Cocinando Suave&#39, donde varios músicos se encargan de descargar su furia, con micrófono y tarima abierta para los que se crean que saben. La entrada es gratis.

El viernes, el grupo de Viento de Agua hará acto de presencia, también de forma gratuita, mientras que el sábado el percusionista Beto Torrens presenta su grupo con artistas invitados. Por si fuera poco, el miércoles que viene llega Wiso G con su noche dedicada a los raperos y &#39MCs’, para todo aquel liricista con babilla. Además, como ya es tradición, todos los lunes DJ Velcro, DJ Davey y DJ Adam hacen de las suyas en los platos. O sea, que hay música de sobra.

2707279117631360603721136388353707956173921n-711783e2b0d580cc5e843f0bcf90968a.jpg

2681457917587111474812715265908257254573248n-d70490d6d8de6d8615cb8df463b72bd1.jpg

2690436220284570873921752946995120540974566n-522078d4b7ba932a1bb5a1b43eca6d5a.jpg

Nos sentamos un ratito a hablar con el señor Tito Matos, quien participa de varias de estas actividades y se ha dado a la tarea a gestar algunos de estos conceptos junto a José &#39Fofito’ Morales, administrador de tan preciado antro santurcino.

¡Ahí va eso!

El Calce: Díganos, don Tito. ¿Qué es lo que hay ahora para el 2018? Parece que la cosa viene pesá ¿o qué?

Tito Matos: Bueno ante la incertidumbre y la falta de trabajo en la música hemos optado por inventar, convocar y provocar puntos de encuentro para tocar. Estamos iniciando, por ejemplo, los 2dos y 4tos miércoles de cada mes un proyecto que ya habíamos hecho en La Junta con Henry Cole. Cocinando Suave pretende ser una provocación para motivar que músicos de diferentes trasfondos se encuentren a tocar e improvisar con libertad y de manera orgánica fusionando esa diversidad. Originalmente lo pensamos como un espacio para percusionistas pero ahora mismo deseamos que además se unan artistas de la plástica al igual que de la danza experimental. La Respuesta en Santurce es el lugar donde estaremos haciendo estos encuentros que continúan precisamente hoy miércoles 31 de enero.

Además, Viento de Agua estará en vivo y de gratis para el público este viernes 2 de febrero, también en La Respuesta celebrando el día de La Candelaria y próximamente en Claridad como parte del homenaje póstumo a nuestro hermano Elliot Castro.

Por último, y conociendo la situación del país, hemos iniciado el año reforzando nuestros vínculos con la diáspora y de esa forma poder llevar nuestro trabajo a NYC, Boston, Chicago, North Carolina y San Francisco, entre otras ciudades de los EU.

2707309917602644939926036588200302882235552n-5b180e9aef2b50a7a2d1b70f9822b608.jpg

El Calce: ¿Cuál es la importancia cultural y política ahora mismo de la plena? Parece haber evolucionado ya al marco más mainstream, o sea, que ya no es algo que la gente piensa que se hace en Navidad como tal, ¿o sí?

Tito: Toda la música popular tiene una importancia y un rol que hacer en los momentos históricos que estamos viviendo. La plena no está ajena a eso y obviamente se manifiesta en todas las esferas desde la calle hasta la tarima, desde las comunidades y barrios hasta los refugios y escuelas. Históricamente la plena siempre ha ido de la mano y ha sido punta de lanza de las clases marginadas y de los trabajadores y trabajadoras, ahora más que nunca tenemos que continuar con esa tradición. Está bien chévere el baile y el vacilón pero igual la denuncia y la crítica social y política.

En relación a la “evolución hacia el mainstream” creo que todavía hay mucho por recorrer. Los grupos de plena, aún los nominados a Grammy, siguen padeciendo de grandes desventajas en lo que a difusión comercial se refiere y obviamente esto incide en la cantidad de contrataciones. Pienso que la gran evolución ha sido en la calle, que haya más practicantes del género, más  artesanos y más pleneros y pleneras haciendo autogestión para promover la plena. Ese, para mi, es él movimiento importante que hemos hecho en años recientes. Pero aún queda mucho por hacer y por eso no nos quitamos.

2733251417678606732329858651590214000272870n-c5a2c0dedfbdb2c4816c569f794b917f.jpg

El Calce: Ya que la plena cobra fuerza de lo político, como parte de los movimientos de protesta de temprano en siglo 20, ¿donde la ubicas ahora, que parece haber ambiente con esto de las privatizaciones y de la Junta de Control Fiscal?

Tito: Bueno, la plena y los pleneros y pleneras no somos un ente monolítico. Hay pleneros de derecha, de centro y de izquierda casi en una misma proporción que el resto de la población. En años recientes y con el asunto de las privatizaciones y la junta de control fiscal la respuesta plenera de la calle y del barrio ha sido clara y cónsona con la tradición histórica de la plena de aliarse con la clase trabajadora y marginada. Donde veo un desfase es en las propuestas musicales organizadas, en las bandas u orquestas de plena.

Antes habían más grupos que se atrevían a decir y cantar temas de contenido y crítica social, de asuntos ambientales o comunitarios. Ahora, sin embargo los principales grupos del País casi no tocan ni cantan esa temática. Las razones son muchas y complejas y algunas son hasta válidas pero lo que es indudable es que el resultado es una plena “pulida y maquillada” sin filo pa cortar, sin pólvora pa explotar, sin ganas de poner a pensar.