El futuro de Culson depende de Barranquilla

 A sus 33 años Javier Culson ya está entrando a la recta final de una carrera para la historia. Y ante eso, el vallista puertorriqueño, dos veces ganador de la Liga Diamante y medallista olímpico, está pensando en cuáles serán los pasos que dará una vez culmine su temporada de este año.

 Según aseguró el ponceño en un aparte con la prensa ayer, de no sentirse cómodo con los resultados obtenidos en los Centroamericanos de Barranquilla, considerará pausar su competiciones en los óvalos del mundo.

 

giphy41-2b1ac23278c94aa184059a061c5aae33.gif

“Si no rindo como espero, tomo una pausa y me tomo un año, para ver si descanso y me preparo para hacer la marca de las Olimpiadas de Tokio 2020. Es bien difícil porque le he dado mucha gloria a mi país y, de verdad, es algo para lo que no me preparé. Yo no quería estar en este momento donde estoy ahora. Pero se veía venir. Así es el deporte, se sube y se baja. Yo daré mi máximo en Barranquilla”, manifestó Culson, quien dejó claro que no está lastimado, a pesar de los rumores tras su participación en el Invitacional de Jamaica este fin de semana.  

“Es una cuestión de ajustes. En mi última carrera me salí del paso en la última valla y no pude. Pero es una cuestión de patrón de carrera. Esto es preparación y seguir mejorando antes de Barranquilla”, dijo.

 

javierculson993614015-dd67e2489c0d7e80f0d0eb6007b612a9.jpg

Para Culson más allá de las pistas, hay otras misiones por completar. Y esos objetivos son los niños y las niñas del atletismo.

“Yo voy a seguir ayudando. Yo me preparé la última vez en diferentes pistas por eso mismo. Fui pueblo por pueblo. Y siempre estaré ahí para poner de mi parte. Puerto Rico me dio mucho y me tocará a mí también”, aseguró.  

Finalmente, Culson afirmó que de ahora en adelante todo será cuestión de reflexión.