¡El coquí cantó en Orlando! Pero PR cayó ante Estados Unidos

Los muchachos de Eddie Casiano salieron decididos a plantar bandera en Estados Unidos ante los fieles hijos de la patria que hoy dan vida a la diáspora criolla. El combo de la selección nacional de baloncesto buscaba dar el primer palo en su misión clasificatoria al Mundial de China 2019, venciendo esta noche en su casa al quinteto del Tío Sam. Sin embargo, luego de batallar los primeros tres parciles y de dominar la primera mitad 39-38, esta vez David no pudo con Goliat: cayó Borinquen con marcador final 85 a 78.

No fue suficiente el juegazo de Ángel Daniel Vasallo, ni tampoco los oportunos  bombazos de Ricky Sánchez, ni la picardía incendiaria de Ángel Rodríguez, ni la veteranía de Carlos Rivera, ni el buen juego colectivo que supo combinar buena defensa con precisión ofensiva durante el encuentro. La derrota de hoy significa la número 28 de los del patio ante un seleccionado norteamericano en 35 duelos disputados en tabloncillos internacionales.

Los responsables de honrar la monoestrellada en la cancha buscarán adelantar un paso en el Grupo C este domingo, cuando enfrenten a Cuba en la tierra de José Martí. Los antillanos y México son los otros dos combinados que completan el grupo. Los #12Magníficos se lanzarán a la cancha en La Habana a eso de las 9:00 p.m. (hora de Puerto Rico).

En causa perdida, Vasalló fue el mejor anotador por nuestro quinteto con 16 tantos. Mientras, Rodríguez coló 13 y le dio de comer en ocho ocasiones a sus compatriotas. Asimismo, Ricky y Gian Clavell aportaron con 11 puntos cada uno. Puerto Rico lanzó para una efectividad de 48 por ciento desde el perímetro y para un 43 por ciento entre el area de la pintura y la media distancia.

Como nota curiosa, el juego de hoy representó la tercera ocasión en la que dos hermanos puertorriqueños visten los colores nacionales en el baloncesto criollo. El exenebeísta Gian Clavell y el mimado de los Santeros de Aguada en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), Gilberto Clavell, se unieron a Edgar y Papirito de León, así como a Christian y Richie Dalmau.

¡Qué no se acabe la esperanza mundialista, boricua! ¡Queda juego todavía! El domingo vuelve el balón al aire.