El Capitolio se torna violeta

Como tantos otros edificios importantes del mundo, el Capitolio se iluminó de violeta la tarde del miércoles para dramatizar la lucha contra la violencia doméstica, en el Día Internacional de no más Violencia contra la Mujer.

“La violencia de género tiene que terminar”, dijo el presidente del Senado, Eduardo Bhatia en un comunicado.

Bhatia, exhortó a los presentes a fomentar el respeto y evitar la violencia y reconoció a quienes forman parte de este esfuerzo educativo.

Un grupo de mujeres y hombres ocupó la escalinata del lado norte del Capitolio para juntos realizar una vigilia en honor a las mujeres que han muerto este año víctimas de la violencia de género. La senadora Maritere González, presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer, dio la bienvenida a la Coordinadora Paz para la Mujer, quien junto a la Comisión organizaron la vigilia.

Durante la ceremonia de leyeron los nombres de Elizabeth Feliciano Soto, de Moca; Irene Dávila Caraballo, de Santurce, Gloria Rivera Fransechi, de Ponce; María Delgado Figueroa, de Villalba; Gloribee Ortiz Ramos; de Villalba; Gesilenoa Molina Debates, de Carolina, Magali Resto Rodríguez, de Aibonito y Jailine Ventura Rodríguez Salgado, de Vieques.

112615capitoliolila-ec0e238c683ec2aff5993ec220a80733.jpg

“Estas mujeres han muerto durante este año 2015, víctimas de la violencia doméstica. Hoy estamos aquí, mujeres y hombres de buena voluntad para reclamar el cese de la violencia y a favor de la educación para construir una sociedad mejor. No hay excusa alguna para justificar la violencia. Sí hay determinación para continuar esta lucha porque es justa”, declaró la senadora González López quien también preside la Comisión de Educación, Formación y Desarrollo del Individuo.

Por su parte, Ada Álvarez, directora de la Comisión de Asuntos de la Mujer del Senado, dramatizó la importancia de estar alertas ante los signos de la violencia. “Que no sólo se manifiesta en las relaciones consensuales o matrimoniales, sino también en los noviazgos. Lo importante es vencer el miedo y buscar ayuda”, dijo.

Durante la vigilia, se encendieron velas como parte del acto de recordación y al atardecer, todo el edificio de mármol blanco quedó iluminado de violeta, color representativo de la lucha. En la actividad se expresaron además varias mujeres en representación de las agrupaciones que trabajan unidas en la Coordinadora Paz para la Mujer.