Eddie Rosario: “Esto es para que los niños sigan soñando”

Para Eddie Rosario jugar en Puerto Rico es un viaje en el tiempo. Es decir, se trata de una vuelta en la memoria, de un juego mental con el pasado que bien sirve para alimentar el futuro. Según dice el jardinero natural de Guayama, la clave de su éxito en el béisbol tiene mucho de su peso en el poder de los sueños. Por tanto, el mensaje que le da a los niños y jóvenes que hoy disfrutan de sus hazañas es que continúen imaginando que algún día defenderán los colores algún equipo de Grandes Ligas.

“Esto es grande para ellos, para los niños que sueñan. Son muchos los que como yo sueñan en sus casas con estar aquí. Yo crecí soñando esto y me ayudó mucho. Cuando jugaron los Marlins en Puerto Rico yo era un chamaquito y estaba allá arriba [en las gradas] imaginando que en algún momento podía estar donde estoy hoy. Y esa es la clave, ser mentalmente fuerte”, le dijo a El Calce Rosario, quien esta noche cubrirá el terreno del jardín izquierdo.

img2338-db52640240fbd20211316004594059d5.jpg

El mellizo de Minnesota está más que emocionado de estar en casa y de jugar frente a su gente. Según aseguró en un aparte con este medio, son muchos los que llevan esperando este momento tan especial.

“Yo llevo pensando en esta serie mucho tiempo. La gente mía lleva esperando un momento como este hace rato y se les va a dar. Imagínate, ellos viven orgullosos de uno y esto es lo que ellos querían. Ellos se sienten bien de verme triunfar. Mi familia y todos. Y estamos ready para lo que venga”, aseguró, no sin antes añadir que la batalla con las emociones es el reto principal en una escenario como el de hoy y mañana.

img2339-a16b9c8c80c9ee40855308d86bf6e8fa.jpg

“Los retos son muchos. Es grande esto de ser deportista de alto nivel. Son muchas emociones las que hay que manejar al mismo tiempo. Pero cada vez que cantan play ball! todo en mi mente cambia. Mis emociones se transforman. Yo lo que voy a tratar es enfocarme en mi juego y evitar que las emociones me controlen. Ahora mismo las emociones son bien grandes, pero el juego hará lo suyo”, destacó.

Finalmente, Rosario puntualizó que lo que pase en el terreno del Bithorn es un regalo deportivo  para el pueblo de Puerto Rico.

“Yo estoy bien contento por todo lo que ha pasado y por lo que pasará después de esta serie. Vienen muchas cosas buenas para nuestro país y espero que partir de estos juegos todas las disfruten”, sentenció.