DRNA rescata manatí recién nacido

manatineonatorescatado02ins332802934-cd57ff16c62659d56492ec8c3ea76c85.jpg

Un manatí macho recién nacido de 57 libras de peso que se encontraba sin su madre en la playa de Aguadilla, fue rescatado en la tarde de hoy por personal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

El Cuerpo de Vigilantes del DRNA se trasladó a la playa Shaks luego de recibir una llamada cerca del mediodía que alertaba sobre un manatí solo nadando en esas aguas.

“Los vigilantes y las biólogas de la agencia dieron tiempo para que apareciera la madre pero pasadas tres horas y en vista de que la criatura necesitaría protección y ser alimentado, entraron al agua para rescatarlo”, explicó la secretaria del DRNA, Carmen Guerrero Pérez.

El manatí de pocas horas de nacido, que tenía parte del cordón umbilical en su cuerpo, no presentaba heridas aunque tiene un rasguño en la cabeza que se presume pudo ser ocasionado con las rocas en la playa.

Por tratarse de un recién nacido, el manatí requiere de mayores cuidados, especialmente al momento de ser alimentado con leche.

manatineonatorescatado03ins917315256-b884c7cb052a0f6339e4228e6e6f6a7b.jpg

El mamífero marino fue transportado hasta Arecibo donde personal del Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico de la Universidad Interamericana lo recibió para llevarlo a las piscinas de rehabilitación en el recinto de Bayamón.

“Se nos presentó un neonato de manatí macho nacido esta mañana que peso 57 libras. Tenemos evidencia en vídeo de su nacimiento, luego el animal aparece solo en la tarde. Al faltar la mamá, los tuvimos que traer al Centro. Se ve bastante de bien de salud, aunque son casos muy difíciles y muestra una malformación congénita en el ala derecha”, expresó el profesor Antonio Mignucci Giannoni.

Dijo que “los últimos rescates presentan problemas relacionados con entrecruzamiento y que estos hallazgos son preocupantes porque revelan que se están aumentando todos los esfuerzos por la protección a la especie, todavía estos animales están pelando genéticamente por sobrevivir”.

Actualmente, el bebé manatí se encuentra en posición de resguardo y el personal del Centro comenzó alimentarlo en turnos rotativos cada tres horas y exámenes diarios.

Su estado de salud es analizado por el veterinario Antonio Vélez Rivera.