Drama y conflicto: Día de renuncias y resistencia en la UPR

Hoy fue un día lleno de drama para la comunidad de la Universidad de Puerto Rico, que debate si finalizar o no la huelga impuesta de manera democrática, luego de decidirse paralizar el recinto de Río Piedras mediante asamblea extraordinaria hace casi dos meses.

El día comenzó con una protesta de un grupo de profesores, que realizaron una modesta manifestación frente a los portones todos vestidos de blanco.

Lee la historia de la manifestación de ese grupo de profesores pulsando aquí

Mientras tanto, ayer lunes, la jueza Lauracelis Roques Arroyo decidió otorgar un plazo de 24 horas a la presidenta de la UPR, Nivia Fernández Hernández, para someter un plan para la reapertura de los portones. El plazo se cumpió a las dos de la tarde. De no convencer a la jueza, se enfrentaría a una pena de seis meses de cárcel.
 

uprestudiantes-d7ae3df52256f148145fcf9ff2782916.jpg

Hasta el momento han pasado 12 días desde que el Tribunal de Apelaciones ordenó la reapertura de los portones el pasado 11 de mayo y hasta el momento, la huelga indefinida por parte de los estudiantes no ha llegado a un acuerdo para abrir los mismos. Por cada día de incumplimiento, el Tribunal Supremo ordenó multas de mil dólares.

Pero la presidenta interina renunció anoche, decisión que se supo poco antes del plazo que el Tribunal haía dado para someter un plan de reapertura de los portones.

En un parte de prensa, la oficina de la presidenta comunicó que hasta altas horas de la noche la presidenta interina discutió con el Comité Ejecutivo de la Junta de Gobierno posibles estrategias para restablecer los accesos al Recinto de Río Piedras. Indicaron que "luego de un ponderado análisis los miembros del comité, en consenso con la presidenta interina, optaron por no dar curso al mismo".

Irónicamente, a pesar de que Fernández renunció al puesto de presidenta interina, aún sigue en contienda para el puesto de presidenta en propiedad. Luce algo inentendible esto, pero así son las cosas en Macondo.
 

estudiantesupr597830238-73149080956620654057b3866281b30c.jpg

Para colmo, tres otros miembros de la Junta de Gobierno renunciaron también. Son estos: Carlos Pérez Díaz, actual presidente;  Carlos H. del Rio, vicepresidente; y Frank Catalá Morales. Una carta de resignación fue sometida en la mañana de hoy a la consideración del gobernador Ricardo Rosselló.

“Desafortunadamente, la Universidad está siendo blanco de un recorte de fondos desproporcionado, desmesurado, injusto y definido muy livianamente, que pone en grave riesgo, no solo la integridad física de la UPR, sino la capacidad que todavía posee de atraer docentes de altísima calidad, de liderar importantes investigaciones y de formar profesionales extraordinarios en una gran variedad de campos de las artes y las ciencias”, dice la misiva al Gobernador.

En su carta de renuncia agregaron que para “revertir esa ruta, la Universidad necesita unidad de propósitos, con objetivos comunes, que la salven y la ayuden a salir del lugar tan complicado en que se encuentra”.

Ni corto ni perezoso, Rosselló nombró de inmediato a dos de sus correligionarios políticos al puesto. Se trata de una ex funcionaria bajo la administración de su padre, la exsecretaria de Corrección Zoraida Buxó, y Walter Alomar, ambos abogados. Estas dos personas, según resaltó Metro, fueron donantes del Partido Nuevo Progresista (PNP). Buxó, incluso, formó parte del gabinete del padre de Ricky, Pedro Rosselló, durante su segundo término como Gobernador.

Mientras tanto, mediante comunicado de prensa el Comité Negociador Nacional de la UPR emplazó, "con toda la urgencia que amerita el contexto, a la Junta de Gobierno a una reunión donde pueda examinar las enmiendas y ayudar a que la comunidad universitaria encuentre cobijo en una solución pacífica y no en una que, difícilmente, logrará el bienestar para nuestro ambiente universitario".
 

gifit1487862730723-99ba3206cae39cf8fbfd09c9eafa73a8.gif

"El Comité Negociador Nacional de la Universidad de Puerto Rico lleva días de trabajo arduo esbozando posibles acuerdos con la Junta de Gobierno que garanticen la solución de un conflicto y el cumplimiento de los reclamos de la comunidad estudiantil que fueron esbozados tanto en las asambleas de recintos como en la Asamblea Nacional llevada a cabo el pasado 5 de abril de 2017. Los once recintos de la UPR se han mantenido en una completa apertura al diálogo y eso ha quedado demostrado en las múltiples mesas que han surgido en las diferentes escalas de gobernanza", dijeron.

"En la noche de ayer, 22 de mayo de 2017, luego de la determinación de la jueza Lauracelis Roques Arroyo, de la Sala de Recursos Extraordinarios, entramos en comunicación directa con la Mesa de Diálogo constituida por miembros de la Junta de Gobierno de la UPR, APPU, y el movimiento estudiantil de los diferentes recintos del sistema. En estas comunicaciones se acordó que para la mañana de hoy habría una reunión donde se podrían esbozar las enmiendas al acuerdo y dar un paso adelante en la solución del conflicto universitario. No obstante, hoy esa reunión fue cancelada", dijo Carlos Arroyo, estudiante y miembro del Comité Negociador Nacional.

"Reiteramos, como siempre hemos hecho, que seguimos en entera disposición a reunirnos y encontrar una solución pacífica, racional y a tono con el espíritu universitario. Nos sorprendió esa cancelación abrupta esta mañana máxime cuando entendemos que tienen una vista a las 2:00 pm y nosotros mostramos toda la disposición para reunirnos y para ello hemos trabajado arduamente buscando que del encuentro salgan acuerdos concretos. La buena fe la dejamos plasmada con el ofrecimiento de la posibilidad de que desde hoy comenzarán a entrar las brigadas de limpieza y acondicionamiento del Recinto y de todas formas la negativa al diálogo continuó", agregó Kiria Hurtado González, estudiante y miembro del Comité Negociador Nacional.
 

huelgaupr211200x800-01d991bef35c95f711652dd753741c5b.jpg

"Nosotras nos tomamos muy en serio estos procesos que han costado largas horas y la inversión de mucha energía por parte del movimiento estudiantil. Romper con este proceso sería nefasto para nuestra Institución y rompería la posibilidad de que la comunidad universitaria, unida, siga defendiendo la Universidad de Puerto Rico de los recortes presupuestarios impuestos por la Junta de Control Fiscal y el gobierno de Puerto Rico. Ya los diferentes cuerpos estudiantiles han mostrado la buena fe para el diálogo y la negociación, esperamos que la Junta de Gobierno haga lo mismo", puntualizó Angélica Valdés, estudiante y miembro del Comité Negociador Nacional.

Finalmente, el día culminó con la noticia de que la ocho unidades del sistema de la Universidad de Puerto Rico (UPR)  han sido colocadas en probatoria por la agencia Middle State of Higher Education, ente acreditador de las instituciones de educación superior en la Isla.

De acuerdo a una nota publicada en Metro, dicho organismo indicó que, por el momento no hay evidencia suficiente de que las unidades de Arecibo, Bayamón, Carolina, Cayey, Humacao, Río Piedras, Ponce y Utuado tienen la estabilidad financiera para continuar operando.

 

 

uprriopiedrascampusv2-f47a02756ea0901339e7d96fa2e6e53f.jpg

Estar en probatoria, explica la organización en su página web, no significa que las instituciones perderán su acreditación. Empero, tendrán que preparar un informe para el 1 de septiembre demostrando que cumplen a cabalidad con los requisitos para pertenecer a la Middle State of Higher Education.

Este jueves, los estudiantes del Recinto de Río Piedras sostendrán una asamblea en la que se vislumbra atender todos los tema correspondientes a la huelga. Un vistazo a las redes sociales, demuestra que aunque hay un sector que respalda la apertura del Recinto, los estudiantes en resistencia se mantienen firmes y aún en mayoría.

Ronald Ávila Claudio, de Metro, colaboró en esta nota.