Drama por accesos y cuotas en biblioteca de Escuela de Derecho boricua

A pesar de que en las Escuelas de Derecho en Puerto Rico se les enseña a los estudiantes que la profesión legal es una para ayudar al prójimo y mantener una sociedad íntegra y debidamente representada, la biblioteca de la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana ha instituído un polémico sistema para limitar la entrada de personas de la comunidad a sus facilidades.

Resulta que al parecer, la administración de la biblioteca, por petición de un grupo de estudiantes ha establecido un sistema de cuotas de entradas para así limitar la entrada de invitados o de miembros de la comunidad a la biblioteca.

La polémica se ha desatado pues la biblioteca es utilizada por estudiantes que se están preparando para la reválida a tomarse en marzo y también por miembros de la comunidad que desean  estudiar sobre distintos aspectos legales y utilizar los recursos disponibles.

La biblioteca aparentemente ha limitado la entrada de invitados y de personas fuera de la comunidad de la Escuela a solo 20 espacios por día.

La pelea ha subido de tono en las redes sociales luego de que un usuario colocara una extensa denuncia, mostrando su indignación con el sistema.

screenshot20161129at20305pm-20ffc293bc4ed55c67e7bf4884b05af5.jpg

De hecho, en los comentarios se aprecia varios flyers que se han colocado en la institución en apoyo al sistema de cuotas.

15267798101578432990254644439699353737758144n-90c66c8260a6a267ef0a129a4a59dcbd.jpg

La denuncia principal es que ellos pagan por el privilegio de tener acceso preferencial a los espacios de la bilblioteca, y como ellos son los que pagan, los demás no pueden disfrutar de esos espacios.

En el pasado las bibliotecas – especialmente de las escuelas graduadas – siempre le han dado prioridad a sus estudiantes para el uso de facilidades, como los salones de estudio grupales entre otros. Pero no así limitar el acceso por completo a las facilidades estableciendo un sistema de cuotas.

Increíble que aquellos que se preparan para ser los paladines de la justicia, recurran al yo pago por eso y como yo pago, los demás no deberían tener acceso a lo mío.

Tremendo argumento muchachos. El País está en buenas manos.