Drama judicial por el escrutinio electrónico

El drama del escrutinio electrónico continúa.

Una de las empresas que está interesada en el monumental y millonario bizcocho electoral, Smartmatic, radicó esta semana una demanda solicitando que se descalifique a Dominion como licitador que implantaría el voto electrónico en la isla y que se le pida a la Presidenta de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) a resolver una petición previa de la empresa que solicita se revoque la determinación de la Junta de Subastas de no aceptar su propuesta, de unos $11 millones por debajo del licitador aceptado.

voteeee-c76f16237735b1eb032b713bad0ff87a.gif

“La propuesta de la compañía no fue recibida por la Junta de Subastas para ser considerada en el proceso de evaluación para la adjudicación de la subasta, a pesar de ser la empresa con la mayor experiencia, con el mayor potencial de implantación del sistema de la forma más rápida y con la mejor oferta económica –unos $11 millones por debajo de la presentada por el licitador aceptado, Dominion”, dijo Luis Vecchi, Presidente de Smartmatic de la región MercoSur en declaraciones escritas.

La empresa ha pedido, mediante un mandamus, que el Tribunal paralice los procedimientos de adjudicación de la subasta ante la CEE hasta que el Tribunal vea el caso en todos su méritos.

La CEE alega que Smartmatic no entregró los documentos a tiempo, pero la empresa asegura que si lo hizo y en el periodo de tiempo que se requería, según el Reglamento y Pliego de la subasta.

election-85e31860c7ff16180effdf934d1c49ad.gif

“A pesar de los esfuerzos de Smartmatic para que se recibiera y admitiera la radicación de la propuesta (el 1ro de mayo de 2015), tanto la Secretaria como la Presidenta de la Junta de Subastas, se negaron a admitirla. Esto bajo el argumento de que la Junta había cambiado la hora para la entrega de las propuestas, para las 12:00 del mediodía”, añadió Vecchi.

Sin embargo, la propia Presidenta de la Junta de Subastas de la CEE, Enid López Maldonado, dijo a un medio de comunicación que al momento de la apertura de propuestas, a la 1:30 de la tarde, “la empresa Dominion Voting fue la única que radicó una propuesta”. De la Demanda surge que eso no es cierto ya que Smartmatic intentó infructuosamente presentar su propuesta sin éxito antes de la 1:30 p.m. “No sólo se violentaron los procesos oficiales de información sino que se entorpeció el proceso de entrega de las subastas”, planteó Vecchi.

Smartmatic asegura que su propuesta de escrutinio electrónico le economizaría a la Comisión alrededor de $11 millones.

moneypit-e46a64c3415b0180f84b1ebc3d1c0a8a.gif

Esta guerra por el escrutinio electrónico ha estado rodeada de drama y matices políticos. Inclusive, se han modificado requisitos en la subasta y se alega que esto se realizó para beneficiar a empresas que estaban siendo respaldadas por ex gobernadores.