Dragon Ball Z es porno según este candidato al Congreso de EE.UU.

KW Miller es candidato al congreso de los Estados Unidos por el distrito 18 de la Florida y arremetió contra el animé de Dragon Ball Z.

Como parte de una campaña política hacia el congreso de los Estados Unidos, KW Miller, decidió abordar el tema del contenido que los niños consumen en Internet. Entonces decidió ir contra el anime más famoso del planeta: Dragon Ball Z. Miller es candidato al parlamento norteamericano por el distrito 18 de la Florida. Tal parece que una de sus banderas políticas es controlar a lo que se exponen los chicos en dicho país.

"Ellos están introduciendo una gran cantidad de porno animado en la matriz de Internet. Dragon Ball Z es uno de los principales problemas aquí", escribió el candidato en su cuenta en Twitter. A través de la cual se le nota muy activo realizando constantes reclamos. Probablemente de la mejoras que quiere para su país.

Entonces al señalar a la serie como uno de los "problemas principales", arremete contra un contenido, que está muy lejos de la pornografía. Continua en su mensaje de Twitter: "Están sexualizando personajes de dibujos animados para impulsar una agenda depravada en nuestros hijos".

 

¿Dragon Ball Z pornográfico?

Quienes son fanáticos de la serie, desde sus inicios, conocen que Dragon Ball es todo menos pornografía. Puede que en algunas escenas que tiene como protagonista al maestro Roshi, se hagan referencias sexuales. Tal vez algún capítulo de la primera parte de la saga (Gokú pequeño), mostró la figura femenina de Bulma como un objeto sexual. Pero de allí a ponerle el título de "pornografía" al animé, parece exageración del candidato al congreso estadounidense.

Desde su aparición, entre mediados y finales de los años 80, Dragon Ball es una apología a las artes marciales. Primero con los torneos y más adelante mostrando las fuerzas sobrenaturales con la aparición de cada enemigo. Hasta el punto de que los personajes han llegado a ser comparados con los mismos dioses.

Roshi