Donald Trump arremete contra la "dictadura cubana" y Joe Biden

Donald Trump volvió a dar de qué hablar, al asegurar que si hubiera continuado en el poder la "dictadura cubana" no lo hubiera tolerado.

Es claro que desde que regresó a la escena pública, cuando Donald Trump aparece en los medios lo hace para generar polémica y dar fuertes declaraciones.

La mayoría de las veces suele vanagloriar su administración y criticar lo hecho hasta el momento por su sucesor, Joe Biden, además de hablar con su particular estilo de los temas de coyuntura.

Donald Trump arremete contrra el gobierno de Cuba

Por eso, en su última aparición no perdió la oportunidad para dar su puntual y controvertida opinión sobre lo que ocurre en la actualidad en Cuba.

El expresidente de Estados Unidos sostuvo que el gobierno de la isla no hubiera aguantado un segundo mandato suyo, debido a las sanciones que les impuso cuando estaba en el poder.

“Creo que no pudieron durar mucho más, porque hice sanciones, hice muchas otras cosas como ustedes saben, y ahora se sienten envalentonados”, expresó el republicano al canal Telemundo 51.

Y es que durante su administración de cuatro años, el empresario y magnate arremetió contra el régimen del país caribeño con restricciones de viajeros y sanciones comerciales para los que negocien con empresas vinculadas a militares cubanos, por mencionar sólo algunas medidas.

Señala a Biden

Pero Trump no paró ahí. Fiel a su costumbre señaló del problema a Joe Biden. El republicano que fue derrotado en las elecciones de noviembre del año pasado, sostuvo que “mucho del trabajo que realizamos en Cuba y la libertad del pueblo será barrido debajo de la mesa por la nueva administración”.

El magnate también mandó un mensaje a las personas que han salido a las calles para protestar por una mejor vida en la isla. “Estoy orgulloso de la gente en Cuba. Trabajé con ellos, desde adentro y afuera; y ahora vi protestas que no se ven con frecuencia”, sostuvo.

Así, valoró la importancia del levantamiento reciente en las calles de La Habana y otras ciudades, pues reconoció que el gobierno de Miguel Díaz-Canel tiene los recursos para impedir que levanten la voz en los espacios públicos.

“Esto no es fácil: es duro para ellos protestar. Las manifestaciones de Miami y otros lugares han sido también inspiradoras”, declaró el expresidente de Estados Unidos.

Cuestionado sobre si alguna vez, cuando estaba en el poder, analizó ordenar una intervención militar en tierras cubanas, sostuvo que nunca le pasó por la cabeza en esa opción.

“No pensamos en eso, porque no creímos que era necesario hacerlo. Pudimos haberlo terminado de forma fácil y precisa, se estaban cayendo, pero la administración Biden pienso que no va a hacer nada. Han debilitado lo que hicimos nosotros, y han hecho posible que este horrible régimen continúe”, sostuvo.