Doctora que descubrió la variante ómicron dice que incidencia en casos de mortalidad es baja

Angelique Coetzee reveló que los casos analizados hasta el momento, el “99% son extremadamente leves”.

screen shot

La doctora Angelique Coetzee, especialista que descubrió la variante ómicron del coronavirus, reconoció que si bien la novel cepa del covid-19 descubierta en Sudáfrica es altamente contagiosa, su incidencia en casos de mortalidad es baja.

En una de las tantas entrevistas que ha dado a diferentes medios mundiales, la directora de la Asociación Médica de Sudáfrica expuso las condiciones en que se ha propagado esta variante en su país y el impacto de la misma en varias nacionales del mundo, donde apenas se detectaron casos, su contagiosidad hizo que se reprodujera rápidamente, desatando la preocupación de los gobiernos ante una cepa con pocos datos científicos.

Alentadores hallazgos

Sin embargo, y tras detectar esta variante, en un joven de 30 años que presentaba síntomas diferentes a los antes conocidos, la doctora Coetzee se enfocó en analizar todos los contagios en Sudáfrica. Y los resultados, si bien no son alentadores respecto de la contagiosidad de la variante, sí le dieron otros datos que la llevaron a dar un pronóstico alentador de cara al fin de la pandemia.

“Se propaga muy rápido y la mayoría de la gente que se infecta no enferma gravemente. Es una diferencia con la variante delta. Pero de todos los casos que hemos visto aquí, la mayoría, el 99%, son extremadamente leves. El único grupo con el que no estamos totalmente seguros, es el de personas de edad avanzada que no están vacunadas”, reportó la profesional en entrevista con la señal española de Antena 3, donde reconoció como excesiva que la alerta entregada por la sanidad sudafricana a la OMS haya desencadenado la “apresurada” decisión de varios países de implantar restricciones de vuelos con Sudáfrica y sus países vecinos.

“Me parece excesivo y prematuro. El mundo entró en shock al ver lo de las más de 30 mutaciones, pero primero había que ver como se comportaba el virus”, dijo al paso que se apuró en afirmar que si ómicron llega a reemplazar a la predominante variante delta, podría provocar un cambio sustancial en la tasa de mortalidad del virus.

“No decimos que ómicron no sea una variante peligrosa. Lo que decimos es que, hasta ahora, las infecciones son leves (…) ómicron podría reemplazar a delta como variante dominante en el mundo y, si los síntomas siguen siendo leves (sobre todo en gente vacunada), sería una cosa positiva”, finalizó.