Esto dijeron Pablo Milanés y Silvio Rodríguez sobre la combustión sociopolítica en Cuba

Se manifestaron durante los pasados días en sus redes sociales y blogs.

Los cantautores cubanos Pablo Milanés y Silvio Rodríguez  se manifestaron a favor de los derechos de los manifestantes arrestados durante las históricas protestas del 11 de julio en la mayor de las Antillas.

Rodríguez pidió la liberación de detenidos "que no fueron violentos", mientras que Milanés exigió más cambios en las estructuras de la isla.

"Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para sostener un régimen", señaló el sábado en Facebook Milanés, de 78 años y uno de los fundadores del Movimiento de la Nueva Trova (canción protesta) junto con Rodríguez.

Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para…

Publicado por Pablo Milanés – Oficial en Sábado, 24 de julio de 2021

Por otro lado,  Rodríguez pidió el miércoles una amnistía para los presos "que no fueron violentos" durante las masivas protestas que sacudieron Cuba el pasado 11 de julio, según reseñó la BBC.

El artista, habitual defensor de la revolución cubana, dejó su postura en un comentario en su blog Segunda Cita.

De igual forma, publicó un ensayo en el mismo blog, titulado "Cuba: La función de la adversidad y los fracasos exitosos", del sociólogo cubano Ricardo Machado en el que repasa las intenciones imperialistas que desde temprano en el siglo XX enarboló Estados Unidos, en tiempos de posguerra HispanoAmericana.

Pulsa aquí para ver el blog de Silvio Rodríguez

El miércoles pasado se conocieron las primeras penas de cárcel para algunos de los arrestados durante las protestas más grandes de las últimas seis décadas en la isla.

Tras un juicio sumario celebrado el martes en el que la mayoría no tuvo abogado, 12 detenidos recibieron sentencias de 10 meses a 1 año de cárcel.

Organizaciones y activistas calculan en varios centenares el número total de detenidos, de los cuales la mayoría permanece en prisión -a la espera de recibir o no cargos- y otros han sido puestos en libertad. El gobierno no ha ofrecido datos oficiales.