Devastador panorama para estudiantes de Derecho en PR

Con una economía destruída y con la promesa de villas y castillas, las tres escuelas de Derecho de Puerto Rico ostentan los primeros lugares en una encuesta sobre los graduados que están trabajando pero que no lo hacen en ninguna área relacionada al derecho.

Según una data recopilada por la American Bar Association(ABA), agencia acreditadora de las instituciones profesionales, la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico lidera la lista de entre 200 escuelas en todos los Estados Unidos, con 50.4% de sus graduados no ejerciendo o laborando en posiciones que no requieren de un Juris Doctor.

Pontifical Catholic University of Puerto Rico School of Law Employment Type | StartClass

A esto le sigue la Universidad Interamericana de Puerto Rico, con 45.5 de sus graduados.

Interamerican University of Puerto Rico School of Law Employment Type | StartClass

En la posición número cinco se encuentra la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico con 25.4% de sus graduandos que no están utilizando su diploma de derecho.

University of Puerto Rico School of Law Employment Type | StartClass

Para esta informe se utilizó la data reportada por las Escuelas para graduandos entre el 1 de septiembre de 2013 y el 31 de agosto del 2014.

Esto resultados devastadores para las únicas escuelas de derecho se pueden deber a varios factores. En primer lugar, el por ciento de pase de los estudiantes en la Reválida de Derecho es uno de los más bajos toda la nación, lo que limita la posibilidad de los graduandos conseguir empleos o ejercer como licenciados en Puerto Rico.

En segundo lugar, la situación económica de la Isla, que ya entra en una sólida década en recesión económica, a su vez limita la cantidad de empleo o posiciones disponibles que requieran de abogados.

Y por último, puede ser indicio de una situación particular en los requisitos de admisión de las escuelas, especialmente las de las Universidades privadas que pueden haber bajado sus estándares y por ende, les afecta el producto final.

Lo que preocupa de esta información es que la mayoría de los estudiantes de derecho, – salvo aquellos que cursen en la UPR – incurren en grandes préstamos estudiantiles que deben pagar, lo que los obliga a tomar cualquier trabajo disponible.