Desarrollador presentó información cuestionable sobre especies en Playuela

Según documentos obtenidos por la Liga Ecológica Puertorriqueña del Noroeste ante el Servicio de Pesca y Vida Silvestre Federal (FWS), el dueño de la controversial construcción en Playuela, Caribbean Management Group (CMG), presentó información falsa, o como mínimo, cuestionable, sobre la presencia de especies en peligro de extinción en el lugar a ser afectada por la construcción.

La organización defensora del ambiente explicó que el CMG certificó a la EPA que no existen especies amenazadas o en peligro de extinción en la zona, según comunicaciones previas con el FWS. Sin embargo, el FWS no tiene en sus expedientes comunicaciones o documentos que apoyen la conclusión de CMG. De hecho, el FWS envió una carta el 28 de febrero de 2017 a la EPA y expresó no estar de acuerdo con la información que presentó la compañía CMG ya que anteriormente se habían identificado hábitat de varias especies en peligro de extinción, principalmente: la boa puertorriqueña, la tortuga verde y el carey de concha.  El FWS también le solicitó a la EPA que se iniciara una consulta bajo la Sección 7 de la Ley Federal de Especies en Peligro de Extinción.
 

boa-a6be93f4b085b19d58d4f613cb043ce2.jpg

“El Permiso General para Descargas de una Actividad de Construcción o el “National Pollutant Discharge Elimination System General Permit for Discharges from Construction Activities” le requería a CMG presentar una certificación precisa y certera respecto a la presencia de especies en peligro de construcción, antes de comenzar la construcción.  CMG pretende ha pretendido beneficiarse con el inicio de una construcción a base de información incorrecta y también, invocan una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada hace aproximadamente 20 años y para un proyecto que es distinto”, señaló el licenciado Omar Saadé.

via GIPHY

“Aquí CMG continúa con un patrón de incumplimiento con las normas de planificación y protección de nuestros recursos naturales. Certifican incorrectamente que no hay especies en peligro de extinción sin haber consultado al FWS y también han jurado antes que tienen todos los permisos para construir el Proyecto, lo cual no es cierto. Esto es indignante”, agregó.

La EPA por su parte, le requirió a CMG en marzo de 2017, entre otras cosas, cualquier documento en apoyo a su certificación sobre ausencia de especies en peligro de extinción y recursos históricos.
 

jromanospreyimg9867-8e8d48eed299cf05389937476cd52082.jpg

Especie de ave protegida Osprey. (Javier Román)

“Recientemente, el trabajo voluntario de científicos y especialistas en Playuela ha revelado la presencia de varias especies marinas y terrestres en peligro de extinción. Estos reconocimientos de campo también han ampliado significativamente el conteo de especies detectadas en la DIA original de hace 20 años. Sin necesidad de invadir propiedad privada, se han documentado en los terrenos por lo menos alrededor de 100 especies no mencionadas en la DIA incluyendo plantas, insectos, aves y toda la fauna de la Zona Marítimo Terrestre”, indicó Miguel Figuerola, integrante de la Liga Ecológica y estudiante graduado del Departamento de Ciencias Marinas de la Universidad de Puerto Rico.
 

ballenajorobadaenpressurepointplayuela-8c0f6e8c1548adbdd897380dd16d6864.jpg

Ballena jorobada en Pressure Point, Playuela. (Miguel Jose Martínez)

Figuerola explicó que el hábitat crítico de varias especies amenazadas de corales no fue considerado, lo cual es de suma relevancia pues hay un impacto potencial al sistema de drenaje de aguas pluviales y acuíferos subterráneos en los terrenos. La DIA menciona utilizar 70,000 metros cúbicos de relleno para aumentar 4 metros el nivel actual del terreno. Esto cambia por completo los gradientes gravitacionales, provocando un aumento en las escorrentías hacia el Océano Atlántico y potencialmente aumentando las tasas de erosión costera. Para mitigar esto, en la DIA se menciona la excavación del terreno para un Lago de Landscaping, lo cual a su vez, representa impactos severos potenciales al acuífero subterráneo y cambios permanentes a las condiciones ecológicas naturales dentro y fuera de la propiedad.
 

jromanprairiewarblerimg9964-403f748586d321e7536743526ee9aef8.jpg

Especie protegida de ave Prairie Warbler (Javier Roman – Sociedad Ornitológica Puertorriqueña)

Además, el deterioro gradual de los sistemas de alcantarillado que propone instalar para manejar descargas sanitarias adicionales de 300,000 galones diarios, también representan un impacto potencial al hábitat crítico de corales designado por la NOAA y esto no fue presentado ante la EPA. Las especies de corales son especialmente vulnerables a las aguas con arcilla, nutrientes inorgánicos y aguas sanitarias, más aún luego de copiosas lluvias. La remoción de capa vegetal y el movimiento de tierra en las construcciones aumentan estos riesgos. La EPA ha solicitado a los desarrolladores una copia del Plan para la Prevención de Contaminantes de Escorrentías (SWPPP por sus siglas en Inglés), ordenando a su vez que se implementen las medidas de control de escorrentías necesarias de llegarse a reanudar la construcción.
 

mutilacionyperturbaciondepalmasombrerosabalcausiarum-de3e258d76f811e8230d174284071c16.jpg

Mutilacion y perturbación de Palma Sombrero o Sabal causiarum. (Marlene Rivera Montesino)

El Campamento Rescate Playuela se mantiene activo y vigilante, ejerciendo su función educadora al atender a diversos grupos de todo Puerro Rico que acuden a aprender y disfrutar de los valores de los terrenos en controversia. La comunidad local e internacional se ha mostrado en profunda preocupaciónón sobre el futuro de estos suelos, esencial para el disfrute y la preservación de recursos recreativos, culturales, ecológicos y agrícolas.

“Es importante que todas las personas interesadas se sigan uniendo y solidarizandose con la proteccion de nuestros recursos naturales. Nos corresponde velar por esa proteccion”, indicó Eric Gerena, del Campamento.

La Liga Ecológica Puertorriqueña del Noroeste es una organización sin fines de lucro en pro de la sustentabilidad y conservación de sistemas socio-ecológicos en el noroeste de Puerto Rico.