Denuncian uso de fondos públicos para auspiciar actividades religiosas

El oficial examinador del Partido del Pueblo Trabajador (PPT) en la Junta Evaluadora de Anuncios de la Comisión Estatal de Elecciones, Jorge Farinacci Fernós, alegó el martes que los algunos municipios usan fondos públicos para realizar o auspiciar actividades religiosas que a su juicio violentan la exigencia constitucional de separación entre Iglesia y Estado.

jesusfun-2a3002203ef3d9d0442588648c4c3c93.jpg

“El PPT ha detectado una conducta en los municipios del país, tanto aquellos administrados por el PNP como por los populares, de usar fondos públicos para realizar o auspiciar actividades abiertamente religiosas, desde conciertos hasta mensajes que explícitamente adoptan credos religiosos”, señaló Farinacci.

Según Farcinacci, anteriormente el PPT ha objetado el uso de fondos públicos por parte de agencias gubernamentales y municipios para llevar a cabo anuncios y gastos publicitarios innecesarios.

“Es evidente que estos anuncios tienen como principal propósito congraciar a los alcaldes y otros, con las comunidades religiosas de sus respectivos municipios. Al violentar la exigencia constitucional de total y completa separación entre Iglesia y Estado, los anuncios solicitados carecen de fin público. Por definición, una actuación inconstitucional no tiene interés público alguno. Por tanto, los anuncios son ilegales”, enfatizó Farinacci.

handoverthemoneysir-8ec584006e22f466a5d60457fea414f6.jpg

Por su parte la candidata a senadora por Acumulación del PPT, Amárilis Pagán, aclaró que no se trata de coartar el derecho de libre culto a nadie.

“Todo lo contrario: la cláusula de separación entre Iglesia y Estado tiene doble propósito: evitar la intervención indebida del Estado en los asuntos internos de las sectas religiosas, así como evitar la intervención indebida de éstas en el quehacer público. De igual forma, a medida que el gobierno decide unirse a uno u otro grupo religioso, amenaza las libertades individuales de todas las personas en Puerto Rico, incluyendo las religiones excluidas del favor gubernamental”, mencionó.