De K-Rod a Edwin Díaz, el ritmo para una nueva marca de rescates

Antes del juego de anoche, ante los Atléticos de Oakland, Edwin Díaz iba a paso firme para igualar la marca histórica de rescates en una temporada en las Mayores. Hasta ayer, el Sugar de los Marineros de Seattle había salvado 46 partidos en 49 oportunidades, con 59 llamados al montículo.

 

Todo apunta a que, de seguir con el paso actual, Díaz contará con grandes posibilidades de superar el total de 62 juegos salvados por el venezolano Francisco Rodríguez, en la temporada de 2008.

 

Hasta el partido del domingo, los Marineros habían disputado 119 juegos. Como dato curioso, tanto Díaz como Rodríguez alcanzaron los 46 rescates cuando sus respectivas organizaciones llegaron a este punto del año.

Con 59 entradas lanzadas, el orgullo del barrio Daguao, de Naguabo, registraba efectividad de 1.98 y 100 ponches. Asimismo, continuaba liderando las Mayores en su departamento. Para que usted tenga una idea, a estas alturas de la temporada, en 2008, Rodríguez había completado 50.1 entradas, en las que registró efectividad de 2.86, con 55 bateadores.
 

giphy1-502ef45d81b3e42fb9220f5e0faec125.gif

Sepa que en la temporada de 1999, el boricua Roberto Hernández, entonces taponero de los Devil Rays de Tampa Bay, rescató 43 juegos y finalizó empatado en la segunda posición del departamento de juegos salvados en las Grandes Ligas. Mariano Rivera fue quien dominó aquella temporada con 45 rescates, pero Puerto Rico coqueteó con la posibilidad de cerrar un año en las Grandes Ligas con un relevista en la cima de los renglones estadísticos.

No obstante, el destino se encargó de sumar un nuevo capítulo en la historia del béisbol boricua, pues ya Edwin Díaz estableció nueva marca de rescates para un relevista de la isla, cuando superó los 43 de Hernández. Con mes y medio por jugarse, el Sugar ya aseguró un sitial más que dulce en los libros deportivos y continúa dando pasos agigantados en su misión de completar con fuerza una campaña de ensueño que, definitivamente, promete mucho más.

Roberto Hernández cerró su carrera de 17 años en la Gran Carpa con 326 rescates y una efectividad de 3.45.

 

El también relevista puertorriqueño, Willie Hernández, es otra de las principales figuras del béisbol puertorriqueño que, desde el montículo, hizo de las suyas. En 13 temporadas, acumuló 147 rescates y terminó con efectividad de 3.38.

 

Antes del juego de ayer, Edwin Díaz sumaba 27 rescates al hilo, desde el 2 de junio. De esos, 24 han sido por ventaja de una carrera. Su efectividad en esas últimas 27 salidas a la loma es de 0.39.

 

En ese sentido, solo queda esperar para ver si, en efecto, el nuestro catapulta su nombre a la cima en su tercera campaña en el mejor béisbol del mundo.