De Iván a Iván: un relevo generacional en Las Mayores

El béisbol puertorriqueño está de celebración ante el más reciente llamado a Las Mayores de una de sus tantas promesas juveniles. Se trata del lanzador derecho Iván Dereck Rodríguez, hijo del miembro del legendario expelotero boricua y miembro del Salón de la Fama, Iván Rodríguez.

El hijo de la leyenda fue subido ayer para formar parte del cuerpo monticular de los Gigantes de San Francisco. El joven de 25 años recibió su primera oportunidad para sentenciar su nombre al más alto nivel del béisbol mundial.

capturadepantalla20180528alas64002pm-7c4ad8abba7f98ae887f4ea126571fea.jpg
“Acabo de recibir la mejor llamada de mi vida. Es hora del espectáculo”, colgó ayer el prospecto en su cuenta de Instagram.

Dereck —nacido en Arlington, Texas, y quien forma parte de los Indios de Mayagüez en la pelota invernal de Puerto Rico— cuenta con poco más de cuatro años de experiencia en las ligas menores, donde consiguió dar forma a un registro de 27 victorias y 26 derrotas, así como a una efectividad de 3.54 en un total de 90 juegos.

giphy151-5fdc6249b03597bd6f5abac0b5ecbc54.gif

El nuestro llega al equipo grande de San Francisco luego de haber recibido la oportunidad de comenzar el año con los Sacramento River Cats, filial Triple A del equipo de la bahía californiana. Rodríguez nunca había tenido experiencia a ese nivel y a solo meses de dar el salto, consiguió ponerse el uniforme de los Gigantes.

El año pasado, entre su actuación en la Clase A avanzada y la Doble A, Dereck se combinó para diez triunfos y seis reveses, con efectividad de 3.27. Asimismo, fue el encargado de abrir 24 de sus 26 salidas al terreno de juego.

capturadepantalla20180528alas64046pm-da6757837d174711f53f681b7673a8f9.jpg

En esa línea, el 2018 continuó siendo un año de producción y crecimiento. Hasta el momento de su llamado a la Gran Carpa Dereck había tenido nueve salidas, todas como lanzador abridor con Sacramento en la Triple A. En 50.1 entradas lanzadas a ese nivel, ganó cuatro aperturas y solo perdió una. Su efectividad en Triple A antes de su llamada era de 3.40.

La movida de los Gigantes involucró a tres jugadores. La novena de San Francisco se hizo con los servicios del boricua comprando su contrato a los River Cats, pues el puertorriqueño no estaba en el listado de 40 jugadores de la organización. A tales efectos la suma de Rodríguez se dio de forma efectiva para el juego de anoche, en el que los Gigantes abrían su serie ante los Rockies de Colorado.

Dereck se une a Jesmuel

Con la nota positiva de Rodríguez, vale la pena puntualizar que esta es la segunda historia de padre e hijo boricuas que hace noticia en lo que va de año. Importante recordar que el primer llamado a un hijo de un expelotero puertorriqueño en las Grandes Ligas se dio con Jesmuel Valentín hace ya unas semanas.

0y560wo4mfoforkck-be1eccfedc896fc5f610dd317c2b0367.jpg

Jesmuel, hijo de José &#39Tony’ Valentín, hizo lo propio con los Filis de Filadelfia. Al presente, Jesmuel ha recibido 12 turnos al bate y ha conectado de hit en solo una ocasión como ligamayorista.

En síntesis, que sigue cogiendo forma el relevo generacional en las Grandes Ligas. Y los hijos de las leyendas del patio no están excluidos. Hay talento.