Dalmau se comió un bizcochito en Mayagüez

El sendero luminoso del jolgorio pipiolo llega hasta la Sultana del Oeste. Bombotó a to' lo que da.

El besito de coco nacional favorito de las doñitas penepés confusas en si se viran pa'l PIP o votan por Pipo (Pipiolo or Pipo, that is the question…), Juan 'Heavy Metal' Dalmau, se comió unos bizcochitos en Mayagüez y anda frontiando en su cuenta de Twitter, sabiendo que ya sus huestes soviéticas que respalda la prensa bolchevique están siendo investigadas por las altas esferas de disparatelandia.

Heavy Metal Juan, uno de los líderes nihilistas de la ultra-izquierda organizada que aprendió en los campamentos de guerrilla de Pyong-Yang las tácticas de levantamiento y sublevación para lograr que el pueblo saliera a la calle en 2019, fue a Mayagüez y no a beber Medalla, porque ese muchacho lo único que le gusta tomar es Grey Goose cubano con juguito de melón y dos hielitos, eso sí, alternándolo con cocuy recién preparado por enanitos con Covid que Maduro esclaviza en campos de concentración en Elorza.

Fue al oeste a visitar varios comercios locales, como la fábrica de dulces Encanto Boricua, donde degustó el suculento Bombotó y aprovechó pa; sacar de su quincaya media libra de café pa regalar, aún cuando está escasos luego de que Denis Márquez se bajara siete tazas anoche pa' no dormirse guiando tras la jartera de sancocho con arroz con tocino que se había dao. Además, resulta que visitó una destilería. Nada más con el testigo.

Veamos a Heavy Metal Juan en Maya: