DACO emite infracciones ante cambio de refresco por agua

26-92d1ea7b7673072bbf18a3f1e6c72b19.jpg

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames Soto, dijo el viernes, que al momento, inspectores de fiscalización de la agencia han visitado 106 establecimientos de comida de 120 a impactar.

“Las violaciones encontradas en 24 localidades responden al artículo 4 de dicha ley, que expone que “deberán incluir la disponibilidad del intercambio de toda bebida azucarada o bebida carbonatada por agua embotellada o filtrada sin costo adicional en toda promoción, publicidad de sus ofertas y, los menús de ofertas ubicadas en los establecimientos de comida preparada, así como informar sobre tal alternativa al momento de la venta”, dijo Adames en un comunicado de prensa.

Mencionó que durante el operativo se verificó que los establecimientos anunciaran a los consumidores que podían cambiar su bebida carbonatada por agua. Asimismo, se examinó que no se le cobrara al consumidor este cambio.

refrescodecola-0022acaf979941201fecb828270fce32.jpg

Detalló que entre los comercios infractores se encuentran Gustitos Criollos, Tony BBQ, Subway y McDonald’s del área de Arecibo, Ta’buren en Aguadilla, la cafetería de Kmart, Subway y Church&#39s Chicken del área de Caguas. Asimismo, en el área de San Juan Ponderosa, Pizza Hut y Taco Maker.

Explicó que los resultados del operativo de orientación que se realizó en varios establecimientos de comida a través de toda la Isla es con propósito de fiscalizar la Ley 256-2015 sobre cambio de refresco a agua en establecimientos de venta de comidas.

“Esta ley entró en vigor el pasado sábado 30 de enero y por tal razón hemos iniciado el proceso de orientación a los comercios. Es importante recordarles a los consumidores que según dispone la ley, son ellos quienes tienen la facultad de elegir entre el agua embotellada o filtrada”, mencionó el secretario.

Expuso que dicha ley ordena a todo establecimiento que se dedique a la venta de comida a que permita, a solicitud del cliente, intercambiar sin costo adicional la bebida azucarada o carbonatada por agua embotellada o agua filtrada, según escoja el consumidor.