Cuba busca cambiar su Constitución, marcada por el comunismo

Cuando en 1976 se aprobó la constitución de Cuba, la Unión Soviética era el faro del comunismo mundial. Los cubanos no podían tener pequeños comercios como cafeterías o restaurantes, rentar sus casas a extranjeros o contratar empleados para sus pequeñas industrias y los homosexuales se ocultaban. Aquella carta magna impulsaba la solidaridad entre los países socialistas y condenaba explícitamente al imperialismo.

A lo largo de los últimos diez años y a contracorriente de esa Constitución, se configuró un país diferente: se abrieron las puertas a una incipiente iniciativa privada y al mercado de bienes raíces al tiempo que miles de personas ostentan orgullosas su doble ciudadanía –prohibida por la carta magna– y los derechos de la comunidad gay están en franco avance.

fidelcastro-83239f38a7e59d05ef14c2da7d167eb3.jpg
Omara Garcia/Courtesy of AIN/Handout via REUTERSATTENTION EDITORS – THIS IMAGE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY. EDITORIAL USE ONLY. TPX IMAGES OF THE DAY – RTX2AOU5

“Buena parte de la valoración del nuevo Consejo de Estado y de Ministros, encabezado por Miguel Díaz-Canel, dependerá de la profundidad que le otorgue al cambio constitucional”, expresó el politólogo Rojas. “Puede servir para hacer más parecido el país legal al país real, pero también para avanzar en la conexión del orden constitucional cubano con los paradigmas más avanzados en materia de derechos civiles y políticos… como los que promueven organismos internacionales como la ONU o la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe)”.

En la misma dirección, el politólogo González indicó que la reforma contribuiría a la legitimidad de Díaz-Canel, un ingeniero de 58 años que no pertenece a la llamada generación histórica encabezada por Fidel y Raúl Castro.

cuba-aeed0cf1dc1b243e8f0d9160dc11c592.jpg

Según varios expertos consultados por AP, la reforma y su posterior referendo -anticipado por Díaz-Canel- será una oportunidad de reflexión para la sociedad cubana.

“Podría ser la contienda política más importante de los últimos años en Cuba, porque va a haber un debate social importante”, reflexionó Fernández. “¿Vas a vivir en qué tipo de sociedad?”.