Crónica de una Asamblea Universitaria en la UPR vacía

No hubo anfiteatros llenos esta vez, ni largas filas acumulándose en las afueras del teatro, ni siquiera hubo pleneros cantando con clamor la famosa frase “¡Lucha sí, entrega no!”. Esta vez, la continuación de la asamblea general de estudiantes de la Universidad de Puerto Rico en Rio Piedras fue un panorama completamente diferente.

Luego del revolú que se formó cuando derogaron la segunda huelga en la pasada asamblea, hoy el recinto amaneció en calma ante la asamblea convocada. Lo más increíble de este asunto es que no todos los estudiantes presentes en el recinto se dirigían al teatro para participar. Coincidiendo con el día de Star Wars y promocionada con la famosa frase de la Princesa Leia “Eres mi única esperanza”, el Consejo General de Estudiantes de Rio Piedras celebró su tercera asamblea estudiantil.

https://twitter.com/chrisromanf/status/727874934974914560

Con el motivo de culminar la discusión de los temas que se dejaron sobre la mesa hace un mes, la asistencia de la asamblea fue de tan solo centenares de estudiantes riopedrenses que dijeron presente. El estudiantado no logró llenar la mitad de la planta baja del teatro del recinto, lo que provocó que el comienzo de la asamblea se atrasara por casi más de hora y media luego de la convocatoria original. Las afueras del teatro no estuvieron plagadas por estudiantes comparado con las pasadas dos asambleas, ya que en esta no hubo temas de paro ni huelga por discutir.

El CGE se acomodó en la mesa a las 11:25am y luego el llamado al orden comenzó a las 11:39am. La asamblea se convirtió en una informativa cuando la asistencia oficial anunciada por el presidente del consejo, Guillermo Guasp, con una asistencia de 330 estudiantes de los 1,579 que componen el quorum en el recinto, todos dispersos entre los asientos del teatro. Al no contar con un quórum, la asamblea se celebró de forma informativa y se presentaron informes en su lugar que incluyeron propuestas/planes de acción, servicios estudiantiles (en estas incluyeron, las residencias estudiantiles, botellas de agua, oferta alimentaria en el recinto, la cuota de tecnología y otros servicios) y asuntos nuevos.