Critican a Trump por propuesta para quitar ciudadanía a boricuas

Los partidos políticos criticaron una supuesta propuesta del precandidato republicano a la Presidencia de EE.UU. Donald Trump, divulgada el fin de semana por medios locales, de retirar la ciudadanía estadounidense a los habitantes de Puerto Rico.

El senador del gobernante Partido Popular Democrático (PPD) Cirilo Tirado dijo a Efe que lo primero que tiene que saber Trump es que la ciudadanía estadounidense le fue impuesta a los puertorriqueños en 1917 contra su propia voluntad.

Las palabras de Tirado Rivera siguen a unas supuestas declaraciones de Trump -a las que se refiere un comunicado difundido por el legislador- en las que el magnate estadounidense habría señalado que de convertirse en el próximo presidente de EE.UU. retiraría la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños.

El portal Noticias PRTV publicó el viernes, citando a un "rotativo suramericano" que no menciona, una nota en la que afirma que Trump mencionó recientemente a un grupo de inversores que apoya su precandidatura que retiraría la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños porque "no son parte de la raza americana".

Las declaraciones de Trump se habrían realizado en Nueva York y en ellas habría arremetido también contra los peruanos, ya que de convertirse en presidente supuestamente anunció que deportará a todos los ciudadanos de ese país suramericano que no tengan papeles en regla, sostuvo el medio puertorriqueño.

Tirado Rivera retó a los líderes republicanos del opositor Partido Nuevo Progresista (PNP) de Puerto Rico, formación que favorece que Puerto Rico se anexione plenamente a EE.UU., a que se hagan respetar y suspendan las recaudaciones de fondos a un, aseveró, "candidato racista que nos desprecia a todos".

trump1712500c-a770225be3578811d695cba4be4013de.jpg

La Ley Jones del 2 de marzo de 1917 concedió la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños, aunque dejó establecido que el Congreso de Estados Unidos tiene el poder de detener cualquier acción tomada por el Legislativo local y les excluyó además de votar en las elecciones a presidente del país norteamericano.

El senador del PPD aseguró que "la realidad histórica es que la ciudadanía americana no fue pedida, sino que es una imposición de Washington a los nacionales puertorriqueños", tras matizar que "ni renunciando a ella se puede eliminar".

El secretario de Relaciones con Norteamérica del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Manuel Rodríguez Orellana, señaló en declaraciones a Efe que la ciudadanía estadounidense de los puertorriqueños les fue "impuesta unilateralmente".

Recordó que precisamente en 1917 la Cámara de Delegados de Puerto Rico, entonces la única entidad que representaba a los puertorriqueños ante el Congreso en Washington, se opuso a que a los nacidos en la isla caribeña se les concediera la ciudadanía de EE.UU., sin éxito, ya que finalmente la Ley Jones fue aprobada.