China acusa a Estados Unidos de crear el coronavirus y de matar a ancianos con sus vacunas

¿Impresionado? Pues siempre hay más espacio para lo insólito. China dispara con todo en cuanto a las teorías conspirativas sobre el coronavirus.

Una nueva teoría conspiratoria sobre el coronavirus aparece en el escenario y tiene origen en China. De acuerdo con la AP, un grupo de medios patrocinados por el régimen impulsa que Estados Unidos creó el virus y que las vacunas actuales fueron hechas para matar ancianos.

Pues sí. Siempre hay espacio para lo insólito.

 

La teoría de Fort Detrick como origen del coronavirus

Todo comienza en la red social Weibo, el equivalente a Twitter en China. La Liga de la Juventud Comunista dio el puntapié inicial, impulsando el hashtag American’s Ft. Detrick.

De acuerdo a su historia, el coronavirus se originó en Fort Detrick, base del Ejército de Estados Unidos en Maryland. Con esto desacredita el consenso científico sobre su comienzo en Wuhan.

Complejo de Fort Detrick

Fort Detrick fue un laboratorio para el programa de armas biológicas de Estados Unidos entre 1943 y 1969. Desde entonces, la sección fue descontinuada.

El Gobierno chino pide una investigación en la zona militar norteamericana. “Si Estados Unidos respeta la verdad, por favor, abra Fort Detrick”, dijo Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“(Que) haga pública más información sobre los 200 o más bio-laboratorios fuera de Estados Unidos. Y por favor, permita que el grupo de expertos de la OMS vaya a Estados Unidos para investigar los orígenes”.

El hashtag American’s Ft. Detrick. Fue visto más de 1.400 millones de veces, según explica la AP.

 

La vacuna Pfizer-BioNtech

¿Cuál es la otra teoría conspiratoria que están impulsando los gobernantes chinos? La vacuna Pfizer-BioNtech fue creada para matar ancianos.

Según los medios estatales chinos, la vacuna “no era segura para las personas mayores”. El argumento es que 23 ciudadanos noruegos murieron tras recibirla.

China entregará millonaria donación a la OMS para continuar luchando contra el COVID-19

Pero de acuerdo con un informe de la OMS, los fallecimientos en Noruega “están en consonancia con las tasas de mortalidad previstas en personas frágiles y de edad avanzada. La información disponible no confirma un papel contributivo de la vacuna en los acontecimientos mortales”.

Fang Shimin, escritor estadounidense de origen chino, señala que la táctica china busca disminuir la responsabilidad de las autoridades del país.

“Su propósito es pasar la culpa del mal manejo del Gobierno chino en los primeros días de la pandemia a la conspiración de Estados Unidos. La táctica es bastante exitosa, debido al sentimiento antiestadounidense generalizado en China”.