Cora y los Red Sox ganaron el primero ante NYY: "Hay que dejarlo todo"

Chris Sale se retiró del montículo llevándose una ovación de pie y luego que tuvo esperar con ansiedad, al igual que los fanáticos de los Medias Rojas, cuando el bullpen de Boston estuvo a punto de malograr una ventaja de cinco carreras.

Bases llenas en el sexto inning. Dos carreras.

Bases llenas, sin outs en el séptimo. Los Yanquis anotaron otra.

Un jonrón de Aaron Judge al abrir el noveno dejó el margen en una carrera.

No fue hasta que Craig Kimbrel ponchó a los últimos tres bateadores de Nueva York que Sale pudo saborear la primera victoria de su carrera, un triunfo 5-4 sobre los acérrimos rival de Boston en el primer juego de la serie divisional de la Liga Americana.

cora gif

“Ya no se puede reservar nada. Hay que dejarlo todo, todo lo que tienes”, dijo Sale tras ponchar a ocho. “Cada lanzamiento esta noche lo hice pensando que él (el manager Alex Cora) me iba a quitar la pelota. Hay que salir y cumplir con tu obligación para conseguir una victoria”.

Chris Sale ponchó a ocho para apuntarse su primera victoria en postemporada, J.D. Martínez pegó un jonrón de tres carreras y los Medias Rojas de Boston sufrieron con su bullpen para vencer el viernes 5-4 a los Yanquis de Nueva York en el primer juego de la serie divisional de la Liga Americana.

El segundo juego es el sábado por la noche, con Boston enviando a otro lanzador que intenta superar una historia de problemas en postemporada: el zurdo David Price tiene marca de 0-8 en su carrera como abridor en los playoffs. Enfrentará al derecho de los Yanquis, Masahiro Tanaka.

https://www.youtube.com/watch?v=IV3DvC7udz0

“Es una serie de cinco juegos, y obligarles a usar el bullpen es positivo”, dijo Judge. “Pudimos arañar un par de carreras contra ellos. Tenemos que seguir haciendo eso mañana”.

En el primer duelo de playoffs desde 2004 entre los añejos rivales, J.D. Martínez sacudió un jonrón de tres carreras ante J.A. Happ en el primero.

Los Medias Rojas, luego de una campaña en la que establecieron un récord de la franquicia con 108 victorias, tomaron ventaja de 5-0 en el tercero. Pero luego tuvieron que sufrir con sus relevistas cuando Nueva York empezó a descontar una vez que Sale salió con dos en circulación y un out en el sexto.

Un año después de ser vapuleado por Houston en su debut en los playoffs, Sale llevó una blanqueada de cuatro imparables hasta el sexto inning. Los Yanquis llenaron las bases en esa entrada y en la séptima, recortando la desventaja a 5-3. Judge conectó un cuadrangular ante Kimbrel para abrir la novena, antes que el cerrador de los Medias Rojas retirara a los siguientes tres bateadores, con ponches a Giancarlo Stanton y Luke Voit, para llevarse el salvamento.

800351-abca0ba1716becd2ffe21aa0d349d0b1.jpg

Nueva York, que ganó más de 100 partidos en la temporada regular y el duelo entre comodines de la Liga Americana ante Oakland, pegó tres sencillos y negoció dos pasaportes en la sexta entrada, y anotó un par de veces antes que Brandon Workman _el único jugador en el roster de los Medias Rojas con un anillo de serie Mundial_ ponchara al venezolano Gleyber Torres para poner fin a la amenaza.

Los Yanquis llenaron la casa sin outs en el séptimo episodio, pero sólo fueron capaces de sumar una carrera. Cora utilizó al lanzador Rick Porcello, programado para abrir en el tercer partido de la serie, para sacar dos outs en el octavo inning antes de apoyarse en Kimbrel _que se apuntó el salvamento de cuatro outs.

“Esto es lo que visualicé“, declaró J.D. Martinez, quien firmó con los Medias Rojas como agente libre antes de la temporada. “Pienso que esto es lo que Grandes Ligas y el béisbol querían ver, lo que los aficionados de todo el mundo querían ver”.

Fue el primer duelo de serie divisional de la Liga Americana entre ambos equipos y su primer choque en postemporada desde que los Medias Rojas realizaron una remontada sin precedentes de una desventaja de 3-0 en la serie de campeonato de la Americana en 2004 para avanzar y posteriormente conquistar la Serie Mundial _lo que puso fin a una larga y decepcionante racha de 86 años sin títulos.

Un año antes se habían visto las caras en la serie de campeonato, que terminó con un cuadrangular del actual manager de los Yanquis, Aaron Boone, en la 11ma entrada en el séptimo juego, más conocido en Boston como el partido en que el manager Grady Little inexplicablemente decidió mantener el en montículo a un agotado Pedro Martínez.

Por los Medias Rojas, el venezolano Sandy León de 3-0. El dominicano Eduardo Núñez de 4-0.

Por los Yanquis, el venezolano Torres de 3-1. Los dominicanos Miguel Andújar y Gary Sánchez, ambos de 3-0.