Cora llevó su corillo de Boston al Valle del Turabo

30 de enero de 2018


CAGUAS – Era octubre, y los vientos del huracán María apenas se habían apaciguado cuando la gerencia de los Medias Rojas de Boston y su ahora dirigente Alex Cora comenzaron a conversar.

“Todo cayó en su lugar, pero…”, le dice el presidente de los Red Sox, Sam Kennedy, al más de medio millar de cagüeños que se dio cita en el complejo deportivo del barrio La Barra, en el sector La Mesa, del valle del Turabo.

whatsappimage20180130at44617pm-48d72c1eb4537cb051e3202c5991004d.jpg
Alex Cora habla con el presidente de los Red Sox, Sam Kennedy, durante la actividad en Caguas. (Rafael Luna)

“La única, la única condición que nos ponía Alex luego de haber cuadrado todo el acuerdo era que la organización de los Medias Rojas ayudara con la recuperación de Puerto Rico. Alex nos trajo aquí. Aquí estamos”, expresó.

La actitud de Kennedy demostraba la alegría con la que los Medias Rojas llegaron a La Mesa y La Barra. El presidente de los Medias Rojas llegó allí y se quedó con el canto.

“¡Hola, Puerto Rico!”, dijo el ejecutivo bostoniano en inglés, ante la ovación de la multitud, en su mayoría niños, en esta cancha pueblerina de Caguas.

Tras explicar los motivos que trajeron a los Medias Rojas a Caguas, Kennedy le presentó al alcalde Willito Miranda Torres un cheque de $200 mil de parte de la organización de Boston. Según se explicó, la misma administración de la franquicia de béisbol será la que supervisará el uso de los fondos, los cuales se distribuirán entre las familias más necesitadas de Caguas.

whatsappimage20180130at44620pm2-c7d1e97d9fe481ba44b618e0218956db.jpg
Sam Kennedy se dirige al publico. (Rafael Luna)

Hora y media antes, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares había recibido a esta peculiar delegación de Boston en el aeropuerto Luis Muñoz Marín. Durante el recibimiento también estuvo presente la recién nombrada secretaria del Departamento de Recreación y Deportes, Adriana Sánchez Parés, además del alcalde Miranda Torres.

Entre los suministros que trajeron los Medias Rojas para repartir en Caguas y otros lugares de Puerto RIco hubo suplementos músicos y vacunas, que fueron destinados al Hospital Pediátrico de San Juan, sistemas de filtración de agua, kits de primeros auxilios, comida seca y enlatada, baterías, linternas, productos higiénicos, pañales para bebés y adultos, juguetes y distintos materiales deportivos donados por New Balance, Franklin y 47 Brand.

Mientras todo pasaba, Cora portaba una sonrisa que le inundaba el rostro.

whatsappimage20180130at44622pm-6581a8e0e34d1e38223ec4b96f568988.jpg

“Imagínate. Este es mi pueblo. Yo soy de aquí”, dijo el dirigente de los Medias Rojas, segundo puertorriqueño en tener a su cargo la dirección de un club de Grandes Ligas.

Tras compartir con los congregados en esta canchita bajo techo, los jugadores de los Medias Rojas pasaron junto a Cora al aledaño parque de pelota, donde un grupo de adolescentes de las escuelas superiores del área recibió equipo deportivo y otros regalos.

Junto a Kennedy y Cora viajaron también el receptor boricua Christian Vázquez, los lanzadores Rick Portello y Chris Sales, y el asistente del gerente general de los Medias Rojas, Eddie Romero. Además, dijo presente el toletero cubano Rusney Castillo, quien viene de ganar su segundo campeonato con los Criollos de Caguas.

“Para mí, este parque, por ejemplo, me recuerda cuando yo empecé a jugar a los 11 años en Ciego de Ávila, en Cuba”, expresó Castillo, recordando además que justo antes del huracán María, la mayor de las Antillas había recibido el embate del huracán Irma.

whatsappimage20180130at44610pm-9df2db930ccd33404f6584d483b2ee00.jpg
Christian Vázquez con un fanático jovencito. (Rafael Luna)

“Gracias a Dios, toda mi familia está bien”, destacó.

Para otros, como el cátcher puertorriqueño Vázquez, este gesto ya se ha tornado en uno común durante los pasados meses.

“Ya yo había venido a Puerto Rico luego del huracán, pero uno sigue sintiendo que hay necesidad. Siempre estaremos para el pueblo”, dijo por su parte Vázquez.

Miranda Torres hizo saber su agradecimiento y le otorgó a Cora una placa en reconocimiento por su labor humanitaria y por sus años de servicio mediante el deporte a la ciudad de Caguas.

“Nos honra que Alex Cora sea un hijo de Caguas”, le dijo Miranda Torres a Metro Puerto Rico.

El homólogo de Miranda Torres, Marty Walsh, alcalde de Boston, también acompañó a los Medias Rojas en su travesía.

“Boston siempre estará ahí para Puerto Rico. En Boston viven 34 mil puertorriqueños, son una parte esencial de esa ciudad. Boston nunca abandonará a Puerto Rico”, puntualizó Walsh.