COPUR tiene sus puertas abiertas para atletas transgénero

Según explicó la presidenta del COPUR, el COI y las federaciones internacionales, a excepción de rugby, han “abierto las puertas” a atletas transgénero.

 

En el 2015 el Comité Olímpico Internacional (COI) enmendó su reglamento para permitir atletas trangéneros y que no sobrepasen ciertos niveles de testosterona puedan competir en los Juegos Olímpicos. En los Juegos Olímpicos de Tokio participará la primera atleta trangénero en unos Juegos Olímpicos. Además, actualmente hay varias atletas trasngénero en busca de la clasificación olímpica.

Laurel Hubbard, una atleta transgénero, representará a Nueva Zelanda en halterofilia 87kg, lo que ha causado controversia entre atletas, seguidores de los deportes y activistas de la comunidad LGBTTQ+.

Según BBC, Anna Vanbellinghen, quien también competirá en halterofilia 87kg, expresó que la participación de Hubbard en los Juegos Olímpicos es una “broma de mal gusto”. Para Vanbellinghen la participación de la atleta transgénero representa una desventaja para el resto de las competidoras.

hubbard

Al momento, ningún atleta transgénero ha formado parte de las delegaciones del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR, sin embargo, Sara Rosario afirma que cuando se presente el caso se regirán por los reglamentos de las federaciones internacionales. Sara Rosario agregó que cada caso será evaluado individualmente.

Según la presidenta del COPUR, el COI y las federaciones internacionales, a excepción de rugby, han “abierto las puertas” a atletas transgénero. Actualmente, la World Rugby se encuentra desarrollando una política de participación para atletas transgénero.

“En Puerto Rico no hemos tenido ningún caso que atender, pero cuando llegue el caso obviamente las federaciones tendrían que darle cabida y espacio de acuerdo con las normas que exista en cada deporte. Cada deporte tiene una reglamentación distinta”, expresó Rosario.

“Creo que es sumamente importante que el mundo entero cambie de perspectiva y esto es una manera de hacerlo”, expresó, mientras tanto, Rafael Campos, golfista boricua clasificado para Tokio 2020, con respecto a la visibilidad de la comunidad LGBTTQ+ en las Olimpiadas.

Aunque el COPUR afirma tener sus “puertas abiertas” para los atletas transgéneros, las ligas profesionales en Puerto Rico no se rigen por lo establecido por el COPUR. En el caso del Baloncesto Superior Nacional Femenino, su reglamento establece que para poder se elegible y participar en el torneo la jugadora debe “ser de sexo femenino desde su nacimiento”.

El director de torneo del BSNF, Rafael Otero, indicó que la postura de la liga respecto a la inclusión de atletas transgénero en el torneo está estipulada en el reglamento. “Nuestro reglamento dice: Artículo 8.9 Elegibilidad de Jugadores. Será elegible para participar en los torneos de la BSNF: 1. Ser mayor de 18 años de edad, y ser del sexo femenino desde su nacimiento”.

Por su parte, el reglamento de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) 2021 no especifica nada al respecto. La Sección 1 del Artículo 4: Normas de Elegibilidad establece que “Podrán participar en el Torneo aquellas Jugadoras nacidas en Puerto Rico y aquellas Jugadoras cuyos padres o abuelos, por lo menos uno de ellos hayan nacido en Puerto Rico”, sin embargo, no hace mención del sexo o género de la jugadora.

En Puerto Rico a nivel escolar no existe ninguna reglamentación en cuanto a atletas transgéneros, no obstante, en la Cámara de Representantes se evalúa una medida radicada por la representante Lisie Burgos, en la que se establece que en el deporte escolar y universitario los atletas deben participar en las “categorías basadas en el sexo biológico”.

Según se plantea en la medida, el propósito del proyecto cameral 764 es “salvar los deportes femeninos”.

Según CBS News, en Estados Unidos se ha propuesto legislación similar en 27 estados. El objetivo principal de estas leyes sería prohibir que atletas transgéneros compitan en el deporte escolar en la categoría del género con el que se identifican.