Construyendo casas para combatir la pobreza

Vientos llevándose todo a su paso, ríos desbordados y lluvia que parecía no cesar. Escenas que se cuelan en la mente de los puertorriqueños cada vez que escuchan el nombre &#39’María’’. Especialmente para las familias que lo perdieron todo a causa del evento atmosférico, y que antes de este vivían en una situación de pobreza y exclusión en la Isla.

Comunidades de Valle Hill y Villa Hugo II en San Isidro, en Canóvanas, hoy -casi cinco meses después del embate- continúan en estado de emergencia y sin un lugar donde cobijarse.

Empero, un grupo de voluntarios/as locales y la organización  latinoamericana TECHO se han unido desde diciembre pasado para ayudar en el proceso de construcción de las viviendas. Al menos ocho familias fueron impactadas y del 23 al 28 de febrero se sumarán otras 10 familias.

“En esta oportunidad, trabajamos en la construcción de cuatro módulos habitacionales (viviendas de emergencia), que se suman a los cuatro que construimos en la primera jornada, al cierre de 2017. Pero nuestra meta es llegar a un total inicial de 50 familias, siempre priorizando el sentido de urgencia que tiene la edificación de un lugar donde las familias puedan reconstruir sus vidas”, expresó el director general de regiones de TECHO Internacional,  Felipe Bogotá.

1segundaconstruccion-39e9827f5d198295525fb7a7083fee59.jpg

(Tras el paso del huracán muchas casas quedaron destrozadas / foto por Andrés Sierra Ramos)

Para llevar a cabo el proceso de reconstrucción de las casas, la organización divide su trabajo en varias etapas. La primera consiste en el reconocimiento del lugar y levantamiento de información en zonas identificadas en situación de vulnerabilidad antes de los huracanes.

Posteriormente, hace implementación de las primeras soluciones en las comunidades, junto con acciones de recaudación de fondos para hacer esto posible.

Sin el aporte económico ciudadano y/o de otras entidades, así como esfuerzos voluntarios la misión no podría completarse.

2790725910159889283625526928977325o-f9bb1b96e762a05e61604daa8ae5d8aa.jpg

(Algunas de las voluntarias ayudando en la construcción de las viviendas/ foto por Andrés Sierra Ramos)

“Esta realidad anterior dispara la vulnerabilidad ante fenómenos naturales y hace más difícil el volver a empezar. Por eso, como esencia de la labor de TECHO en el trabajo en asentamientos populares, nos parece clave que esta reconstrucción sea junto con las personas que viven las peores consecuencias de la desigualdad”, dijo Bogotá.
Para realizar aportes económicos, las personas pueden comunicarse a:  [email protected].