Conoce la droga que los terroristas usan para mantenerse despiertos

Los terroristas del Estado Islámico (EI) utilizan una droga sintética conocida por la desmesurada energía que genera entre sus consumidores.

De acuerdo con un artículo publicado por la BBC, el captagón se está consolidando como una de las drogas más importantes en el mercado del Medio Oriente.

Una muestra de su popularidad es la detención el lunes pasado del príncipe saudí Abdulmohsen bin Walid bin Abdula en el Aeropuerto Internacional de Beitut cuando intentó trasladar 2 toneladas de pastillas de la droga.

El captagón comenzó a producirse en 1963 como un estimulante para controlar la hiperactividad, la narcolepsia y la depresión. Sin embargo, en 1980 se prohibió su consumo debido a efectos secundarios y su parecido con las anfetaminas.

10688231-a35c55da2529762164356390268788cd.jpg

Apenas el viernes pasado, el Ministerio de Interior de Turquía informó el decomiso más grande hasta ahora de esa droga; cerca de 10.9 millones de pastillas fueron aseguradas en la frontera con Siria.

En un reportaje divulgado por Arte Journal, un traficante de captagón que la sustancia es utilizada tanto por los rebeldes al gobierno de Bashar Al-Assad, como por los combatientes del Estado Islámico (EI).

"Los combatientes las utilizan para controlar sus nervios y también para aumentar su rendimiento sexual", aseguró el presunto traficante.

151026captagonmn1525bd716e2a498fcbbad1232ad1de9c8629nbcnewsux28801000-ee3760c14ab73ce65c36a6b6db6119d2.jpg

Algunos de los testimonios del uso de esta droga indican que se percibe una energía extraordinaria, además de que disminuye el cansancio, la necesidad de dormir, y el hambre.

"Las milicias de Siria consumen una parte y exportan otra, especialmente a los países del Golfo. Las ganancias les permiten financiar la compra de armas y las operaciones militares", dijo el periodista libanés Rawdan Mortada, quien sigue muy de cerca el conflicto armado en Siria.

El reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) del 2010 aleraba del aumento en el número y tamaño de las incautaciones de la droga.