Con guiso en el Senado una de las estudiantes que demandó a UPR

¿Coincidencia o no?

Demandó a la Universidad de Puerto Rico (UPR) exigiendo que el Recinto de Río Piedras abriera sus portones y actualmente figura como una de las principales pilares de la oposición a la huelga estudiantil. Su versatilidad es grande, pues, a la misma vez, la estudiante de derecho Anamar Menéndez González mantiene un contrato de $7,600 por servicios profesionales con el Senado de Puerto Rico que preside Thomas Rivera Schatz, político a quien le donó $2,000 en 2011.

screenshot20170508at53320pm-13d51f27797c53009e0aae4fa4c66543.jpg
El contrato aparece en la página del Contralor de Puerto Rico.

Como se puede apreciar en la imagen, el contrato fue otorgado el 1ro de marzo y vence el 30 de junio. Menéndez González ganaría por su trabajo – cuyas especificaciones no se mencionan, más allá de ser "servicios de inspección" – un total de $7,600. Esto equivale a $1,900 mensuales, durante cuatro meses.

Curiosamente, el contrato llega en plena combustión de la situación sociopolítica y económica de la UPR. Fue otorgado a principios de marzo; la primera asamblea general de estudiantes del semestre, cuando empezaron a definirse los aires que ahora mismo permean en el Recinto de Río Piedras, fue el 22 de febrero, una semana antes de que contrataran a Menéndez. En esta asamblea se acordó realizar un paro de 48 horas, que comenzaría a darle forma a la situación actual.

Menéndez González es recordada por protagonizar un altercado durante los primeros días de la huelga, cuando intentó entrar al Recinto de Río Piedras. Aquí el vídeo:

La segunda asamblea general, mientras tanto, se celebró el 21 de marzo en el Recinto de Río Piedras. Aquí se determinó realizar un paro y concordar el inicio de la huelga estudiantil en Río Piedras luego de la Asamblea Nacional de estudiantes del Sistema UPR. La Asamblea Nacional de estudiantes del Sistema UPR se efectuó el 5 de abril en el coliseo Roberto Clemente, acordándose allí paralizar el sistema universitario mediante una huelga estudiantil que solamente excluyó al Recinto de Ciencias Médicas y a la UPR en Aguadilla. Esa misma semana, Menéndez González se personó a los portones pues, según dijo y se puede apreciar en el vídeo, "necesito constatar que yo no tengo clases".

La demanda a la UPR fue radicada el 31 de marzo, justo 30 días después de que Menéndez González entrara a trabajar con la Legislatura. La demanda fue radicada por Menéndez González, Rosaima Rivera Serrano, Carlos Vicente Villegas del Valle, Edwin Francisco Rivera Otero y Gabriela Firpi Morales, todos estudiantes de la Escuela de Derecho y miembros de la Coalición Universitaria por el Progreso (CUP).

via GIPHY

En el Tribunal de Primera Instancia, la demanda fue desestimada, pero, el viernes pasado, el Tribunal de Apelaciones la acogió y ordenó que este jueves se reabriera el Recinto de Río Piedras. Tanto Menéndez González como Firpi Morales celebraron en las redes sociales y, de inmediato, recibieron respuestas de quienes defienden la huelga estudiantil.

De hecho, en las redes sociales la CUP ha sido fuertemente criticada por las acciones de Menéndez González, quien además de recibir un contrato en medio de la turbulencia en la UPR también había sido donante del presidente del Senado.

cqjqf4vwaav9xo-e792dc8b43587f20deac838c230cfc41.jpg

En 2011, Menéndez González realizó dos donaciones de $1,000 cada una a la campaña de Rivera Schatz, como muestra la imagen de arriba.

Reciben medalla del Secretario de Estado

Mientras tanto, el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, les hizo un reconocimiento con todo y medallas a los estudiantes del CUP que radicaron la demanda a la UPR. La imagen de tan sublime y criticado momento encabeza este artículo.

No obstante, al ser cuestionado por Metro, Rivera Marín dijo que desconocía que una de las estudiantes homenajeadas por radicar un recurso legal para que se reabran los portones del recinto riopedrense, haya sido donante de Rivera Schatz, en el 2011.

También dijo que desconocía y que le resulta “irrelevante” que Meléndez González, tenga un contrato de $7,600 en la Comisión Especial Conjunta de Fondos Legislativos para Impacto Comunitario, una comisión manejada entre Cámara y Senado que administra un fondo de sobre $20 millones.

via GIPHY

“Lo desconocía (la donación y lo del contrato en la Legislatura ) pero me parece irrelevante. Seleccioné los jóvenes por que pusieron un pie al frente y reclamaron sus derechos de forma ordenada”, declaró el secretario de Estado.

Agregó que el reconocimiento vino por que “se trata de jóvenes que optaron por hacer valer la democracia de una manera ordenada, mientras tienes otros que optaron por violentar los derechos de sus compañeros al cerrar portones y no permitir el acceso de estudiates a la educación”.

“Yo invite a todos los que participaron de la demanda porque me parece que eso es un ejemplo que debe ser motivo de reconocimiento, que esos jóvenes hayan utilizado los mecanismo de ley para hacer valer sus derechos”, sentenció Rivera Marín, quien se mostró confiado en que se reabrirán los portones.

“Yo espero de los jóvenes tengan una reflexión y reconozcan que la universidad va primero y tener a la universidad de rehén y cogerla como botín lo que trae es la muerte (de la universidad) y la desacreditación”, puntualizó Rivera Marín.