Comediante murió en pleno show y el público pensaba que era un chiste

Esto no da risa.

Los comediantes británicos están de luto por la muerte repentina de Ian Cognito, quien falleció durante un show que ofrecía cerca de Oxford.

Cognito, cuyo nombre real es Paul Barbieri, tenía 60 años y era un comediante veterano que había actuado desde mediados de los años ochenta, reseñó el portal Wmur.

La noche en que murió se encontraba en el Lone Wolf Comedy Club en Bicester, no muy lejos de Oxford. Según los informes, no se había sentido bien al principio de la noche, pero resolvió actuar de todos modos, dijo el anfitrión de la noche, Andrew Bird, a la BBC.

Luego, solo 10 minutos después de que Cognito hubiera bromeado sobre un golpe en el escenario, el comediante se sentó y respiraba con dificultad. Según el dueño del local, Ryan Mould, Cognito "se sentó, echó la cabeza y los brazos hacia atrás" mientras "sus hombros se crisparon". El público, creyendo que esto era parte del plató, continuó riéndose.

"Todos en la multitud, incluido yo, pensábamos que estaba bromeando", dijo Bird. "Incluso cuando pisé el escenario y le toqué el brazo, esperaba que dijera 'Boo"".

Pronto se hizo evidente, sin embargo, que algo estaba seriamente mal. Dos enfermeras fuera de servicio y un oficial de policía en la audiencia se levantaron de un salto para comenzar las compresiones en el pecho mientras se llamaba una ambulancia. Fue declarado muerto en la escena, aunque la causa de la muerte aún no está clara.

El evento dejó al público agitado. Uno en la sala le dijo a la BBC que "salimos sintiéndonos muy enfermos; nos quedamos sentados allí durante cinco minutos observándolo, riéndonos de él".