COLUMNA: ¿Por qué San Juan?

Esta semana, en ¿¡Politiqué!?, asume el turno el excandidato del PPD, Manuel Calderón Cerame

 

La contestación al título de esta columna es directa y la contestaré en la primera oración de este escrito; porque sin San Juan el Partido Popular Democrático no gana la Gobernación. Además de costarnos la principal posición del País, la debacle electoral de San Juan nos privó al menos de dos escaños a la Cámara por Acumulación, afectó el margen en el precinto 2 de San Juan, donde se ganó por unos cientos de votos; y también me creó un problema a mí en el Precinto 4, en dónde no prevalecí por unos 400 votos. Todo esto sucedió con una candidata a la alcaldía que llegó tercera y con un mensaje en su campaña bien distante de la realidad metropolitana y las nuevas tendencias de la política urbana.

Si algo quedó demostrado en las pasadas elecciones, es que San Juan es indispensable para ganar y que el mensaje político sanjuanero se comunica diferente al del resto de Puerto Rico. Eso no pasó, y ante esa realidad hoy nos toca actuar para despertar una nueva conciencia popular en San Juan.

La reorganización que se lleve a cabo no puede ser una tradicional de más de lo mismo. Urge que se modernice el Partido Popular Democrático en todas sus dimensiones. Es hora de comunicarle a los sanjuaneros un partido abiertamente liberal y progresista, que abrace el centro político puertorriqueño pero que también sepa sumar voluntades de todas las ideologías. La política en San Juan no tiene como propósito la discusión del estatus, eso nos da espacio para revolucionar la conversación electoral en la capital y crear una plataforma política con estadistas, independentistas y estadolibristas de todas las modalidades. Esto nos daría espacio para unirnos y presentar una oferta coherente de buen gobierno limpio para todos los sanjuaneros.

Esta nueva reorganización tiene que tener como norte el que se le consulte de forma digital a nuestra base los temas que sean de política pública y de proyección. Necesita además levantar una estructura de recaudación de fondos y tiene que ser siempre luz vanguardista en la discusión de temas importantes.

Por eso opino, que el nuevo presidente o presidenta que el Consejo General escoja próximamente, tiene que tener como punto prioritario la reorganización de San Juan. De lo contrario, se dejarán las cosas como están y nos costará mucho convertir al Partido Popular Democrático en una institución centenaria.

*El autor fue candidato a representante por el PPD