Colectivo luchará para poner la AEE en manos del pueblo

La Jornada Se Acabaron Las Promesas afirmó hoy que defenderá los servicios públicos de los buitres que quieren explotarlos para su lucro personal por encima de las necesidades de Puerto Rico, mientras propuso que la AEE pase por un proceso de descentralización, colectivización y diversificación de fuentes de energía que realmente la ponga en manos del pueblo.

Portavoces del colectivo señalaron que la Junta de Control Fiscal (JCF) está aprovechando la devastación que existe en Puerto Rico tras el paso del huracán María para adelantar su agenda de recortes y austeridad. "Han propuesto un plan fiscal criminal e inhumano que incluye el cierre de más de 300 escuelas, el traslado de un 30% de la población penal a Estados Unidos, la venta de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el despido de miles de empleados públicos. De esta forma, están empujando a nuestras familias al exilio y destruyendo toda posibilidad de alcanzar una vida próspera y digna para nuestro pueblo".

aee-2874b13f48bfe6b9681f801f3a34782e.jpg

Al respecto, insistieron en que es necesario apuntar a la JCF como el organismo que hace año y medio está facilitando y ejecutando atropellos a los derechos humanos y civiles del pueblo usando como justificación la crisis de la deuda y de corrupción de las administraciones gubernamentales. "Puerto Rico lleva años siendo asediado por buitres que quieren explotar nuestros recursos y nuestra mano de obra a cambio de migajas, mientras vacían el archipiélago para construir un paraíso para unos pocos. Si bien los gobiernos corruptos e incompetentes cargan con la culpa de habernos traído a donde estamos hoy y de vender a nuestro país al mejor postor, no podemos olvidar que es la Junta no electa, repleta de banqueros y grandes empresarios igualmente corruptos e incompetentes, la que tiene la última palabra en cuanto al destino de Puerto Rico. Hay que recordar que, aunque no se dejó ver para nada útil tras el desastre provocado por María, la Junta es la que continúa gobernando a Puerto Rico de forma dictatorial y ajena al bienestar de la mayoría, y por eso seguiremos señalando y exponiendo sus intenciones nefastas".

La Jornada aseguró que son precisamente los intereses representados por la Junta los que se llenarán los bolsillos con la venta de la AEE. "Hace mucho tiempo que el sistema público de energía eléctrica está bajo la mira de esos buitres y finalmente les llegó el momento propicio para proponer la privatización. Según se predijo, la infraestructura de la AEE, que había sido deliberadamente abandonada y debilitada por sus administradores, fue devastada por el huracán y, ante la lentitud de su reparación, el pueblo busca alternativas de forma desesperada. Sin embargo, la venta de nuestros bienes públicos más importantes a manos privadas que buscan lucrarse de nuestras necesidades básicas no puede ser la opción. Es ponerlos en manos del mismo sector privado corrupto e incompetente que le paga las campañas a los políticos y que ha destruido o hecho inaccesibles otros servicios básicos privatizados como la salud, las telecomunicaciones y las carreteras."

aee11-9d0b30223a332580a6aca6cef94c0c50.jpg

Sin embargo, los portavoces dejaron claro que no tienen intención alguna de defender la AEE que existe actualmente. "No podemos defender un mal para evitar otro. Estamos hablando de la AEE que continúa dependiendo de combustibles fósiles, que reparte contratos y empleos a los amigos de políticos, que echó a perder su infraestructura, que es más cara a medida que empeora el servicio, que tardó semanas en solicitar asistencia para reparar el sistema y que hoy mantiene a cientos de miles a oscuras. No podemos defender a administradores y gobiernos que han sido incapaces de proteger y hacer el mejor uso de nuestra propiedad, pero sí vamos a luchar por nuestra infraestructura, la cual hemos pagado con el dinero, esfuerzo y trabajo del pueblo, y la cual necesitamos que comience a funcionar para nuestro beneficio.”

Según la Jornada, el pueblo se debe convertir en el dueño real del sistema eléctrico. "Hay grupos y comunidades que están proponiendo formas de organizar la producción de energía de forma más justa y descentralizada. Aunque es necesario, no estamos hablando solo de integrar nuevas tecnologías y hacer la transición urgente a fuentes de energía renovable, sino cambiar además la forma en que se administra la propiedad pública. Proponemos su democratización convirtiéndola en un verdadero bien común en manos de la mayoría, distribuido entre nuestras comunidades, y manejado por todos y todas para el beneficio del país. Ello requiere la organización y alianza de trabajadores y trabajadoras, comunidades y otros sectores solidarios para verdaderamente apropiarnos de lo que es nuestro".

Más allá de la energía eléctrica, la Jornada apuesta que ésta es la estrategia idónea para lograr un verdadero cambio en el futuro de Puerto Rico. "El paso de María nos ha traído mucho sufrimiento, pero también nos permitió comprender que somos capaces de tomar el control de nuestras necesidades y salir adelante. Tomemos el futuro en nuestras manos. Saquemos a los buitres y corruptos del camino para poder construir el Puerto Rico próspero en el que nos merecemos vivir.”

Como parte de sus planes, la Jornada se unirá esta tarde a la reunión convocada por diversos sectores para planificar la lucha contra la privatización de la AEE, en las oficinas de la UTIER.

aee-870517db66f33aafbe434885272efe88.jpg

La Jornada “Se Acabaron las Promesas” es una propuesta para la construcción de un nuevo país que apuesta por la gente, por las iniciativas gestadas desde abajo, por los proyectos que llevan años resistiendo medidas que han asfixiado nuestra calidad de vida por defender los privilegios de unos pocos. Este colectivo se compone de personas diversas que se organizan para proyectarse como la oposición a los sectores que buscan lucrarse de una deuda que no es del pueblo. Pueden encontrar y compartir más información en nuestra página de Facebook llamada Jornada: Se Acabaron Las Promesas o a través de nuestro correo electrónico [email protected]