VIDEO: Encuentran huevo gigante de la época de los dinosaurios en la Antártica

El fósil posee una masa de 6,5 kilos con un tamaño de 29 centímetros en su eje mayor y 20 en el menor.

Cristian Becker, Museo Nacional de Historia Natural

 

Científicos de la Universidad de Texas en Austin, de la Universidad de Chile y del Museo Nacional de Historia Natural, hicieron un increíble descubrimiento: hallaron un huevo gigante que mide casi 30 centímetros, el cual podría pertenecer a un reptil marino que vivió hace más de 60 millones de años, según una investigación publicada por la revista de ciencia Nature.

La investigación señala que el huevo pudiera ser de un reptil que vivió en la Península Antártica hace unos 66 millones de años y se trataría del segundo huevo más grande del que se tenga registro de la era de los dinosaurios y el segundo en toda la historia. Este posee una cáscara blanda con características a las del lagarto y serpiente.

Detalles de la investigación

El hallazgo del fósil se realizó en el 2011 y hasta ahora no se había determinado de qué se trataba, pero finalmente los investigadores concluyeron que se trata del segundo huevo más grande conocido hasta ahora en toda la historia, después del huevo del “ave elefante” ya extinta (muy similar a un avestruz) que vivió en Madagascar hasta el siglo XVIII.

La masa del huevo es de 6,5 kilos, con un tamaño de 29 centímetros en su eje mayor y 20 en su eje menor. Su apariencia es parecida a una pelota de goma desinflada, una característica que fue fundamental para que los investigadores determinaran que se trataba de un huevo blando eclosionado.

Otra cosa que se determinó es que este presenta también una corteza calcárea externa 10 veces más fina que la que tiene un huevo de cáscara dura de ese tamaño con una membrana testácea proética fe gran grosor.

Pero los estudios posteriores precisaron además que presenta una corteza calcárea externa 10 veces más delgada que la que tendría un huevo de cáscara dura de este tamaño (como los de aves y cocodrilos) y una membrana testácea proteica interna de gran grosor, características que le dan la apariencia de cáscara blanda a este tipo de huevos.

"Huevo de piedra antártico tardío"

"Gracias a este hallazgo ahora sabemos que existen huevos de cáscara blanda de este tamaño. La masa límite de estos es de 700 gramos, entonces viene a romper el esquema con sus 6.5 kilos, comparables a la masa del gran huevo del “ave elefante” de Madagascar y a los mayores huevos de los dinosaurios no aviares. Con este dato podemos comprender un poco más sobre la forma de reproducción de los grandes reptiles marinos de la era mesozoica”, dijo David Rubilar, quien es jefe del área de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural, que además participó en esta investigación.

El fósil fue nombrado Antarcticoolithus bradyi, que quiere decir “huevo de piedra antártico tardío" al tratarse de algo inédito ya que en el caso de estos fósiles "se preservan sólo aquellos de cáscara dura, mientras que los huevos de cáscara blanda, compuestos principalmente de una capa proteica, tienden a descomponerse con facilidad, y no quedar preservados como fósiles”, explicó Rubilar.