Cidre presenta propuesta para Junta Control Fiscal Federal

El candidato independiente a la gobernación, Manuel Cidre Miranda, presentó hoy una propuesta en torno a la composición, poderes y responsabilidades de una Junta Control Fiscal Federal para atender la crisis fiscal de Puerto Rico.

img3824-aa8abab69545c55f3e9e026a287ba34b.jpg

A juicio de Cidre Miranda, “la imposición de la junta de control fiscal federal es una vergüenza para Puerto Rico, es producto del inversionismo político, de agendas particulares y políticas partidistas, así como de la falta de administración efectiva con decisiones e iniciativas centradas en el desarrollo económico y social de Puerto Rico”.

A tales fines, el candidato independiente a la gobernación manifestó que, “para que se justifique la imposición de una junta de control fiscal federal, el Congreso (de EEUU) debe conceder apoyo económico sustancial para la isla, no únicamente por acceso al Capítulo 9 o cualquier otro tipo de poderes para reestructurar la deuda pública, ya el desarrollo económico tiene que ir de la mano de una reestructuración de la deuda”.

img0133-189c4b2c06c6e4c94741327b99b54a42.jpg

En cuanto a los deberes y responsabilidades de una junta de control fiscal federal, el candidato independiente a la gobernación propone que ésta debe tener una función de control sobre el uso de cualquier fondo que sea de origen federal, y sea dedicado al pago de la deuda.

Además, deberá ejercer su poder para asegurar que los presupuestos aprobados por el Gobierno de Puerto Rico sean balanceados, como lo requiere nuestra Constitución y que no afecten los servicios esenciales que hay que brindar al país.

Cidre Miranda también establece que la junta de control fiscal federal no podrá determinar asignaciones específicas, y de surgir cualquier conflicto entre el Gobierno y la JCFF en cuanto a estas, será la posición del gobierno de Puerto Rico la que prevalecerá siempre que el presupuesto sea uno balanceado.

En su propuesta, Cidre establece que la junta de control fiscal federal deberá estar compuesta por cinco miembros.

img3829-6b06322c0092667144d1a94fdf465b18.jpg

“Dos de estos miembros serían designados por el Congreso, uno propuesto por el presidente y dos miembros designados por el gobierno de Puerto Rico de una lista sometida por las organizaciones del sector privado”, expuso el candidato independiente a la gobernación.

Asimismo, planteó que la junta de control fiscal federal debería tener “una vida de tres a cinco años a partir del momento en que comience a operar y una condición para la disolución será el logro y mantenimiento de presupuestos balanceados por el suficiente tiempo que nos permita lograr nuevamente acceso al mercado municipal para poder flotar nuestra deuda a tasas de mercado”, indicó Cidre Miranda.

Por otro lado, el candidato independiente a la gobernación, presentó como parte de su plan la creación de un Consejo Permanente para el Desarrollo Económico (CPDE), cuya función será la de preparación de un programa de desarrollo económico para el país y velar porque las decisiones de la junta de control fiscal federal no impacten negativamente el desarrollo de la economía de Puerto Rico.