China está creando un ejército de mosquitos de laboratorio para combatir el Zika

Aunque hasta el momento no se han registrado casos de Zika en China, el país es consciente del riesgo global y las alertas que ha emitido la OMS con ocasión de la nueva amenaza viral.

Por lo cual, China está destinando un programa piloto para reducir la población de Aedes aegytpis, el mosquito transmisor de los virus del Zika, dengue y chikunguña, el cual podrá ponerse en marcha en marzo, cuando se espera liberar miles de ejemplares infectados con la bacteria Wolbachia para impedir su reproducción.

2018zika620x350-033c4bf9d02b25d5402a5b9ae9c6df3d.jpg

Según el &#39China Daily&#39, estos insectos son machos y no pican. Además, al aparear a las hembras, los huevos que producen son infértiles, por lo que se lograría reducir su población.

Por su parte, la investigadora Guo Yuhong advirtió sobre eventuales riesgos del experimento con Wolbachia, ya que aún no está claro cuál sería el "potencial impacto en el ecosistema de la extinción del Aedes aegyptis".

En una experiencia similar, el año pasado, China logró reducir la población del mosquito en un 90 por ciento, con lo que controló un brote local de dengue.

Hasta el momento, la zona del mundo más afectada por el zika es América Latina, con Brasil como el país con mayor número de casos de esta enfermedad que puede causar malformaciones en el feto como la microcefalia. También fueron detectados algunos casos en América del Norte y en Europa.