Chewito Dalmau ya tiene su guaguón de $100 mil pa' ir a comer mondongo con Tatito

Planteó que el anterior vehículo del Senado experimentó numerosos desperfectos mecánicos.

¡Tatito, vamo' a comer mondongo!

Luego de que planteara que el anterior vehículo del Senado experimentó numerosos desperfectos mecánicos, el diminuto presidente del Senado, José Luis 'Chewito' Dalmau, defendió la compra de una guagua Chevrolet Suburban LT de 2021 a un costo de $73,800 al tiempo que planteó que el vehículo que recibió del Senado mostró numerosos desperfectos mecánicos.

Fuentes de el diario Metro informaron que el legislador del Partido Popular Democrático (PPD) compró dicho vehículo para uso oficial pese a que ya contaba con un automóvil provisto por el Senado y que, incluso, utilizó su predecesor Thomas Rivera Schatz.

De acuerdo con Ángel Raúl Matos, portavoz de prensa del presidente del Senado, el vehículo que usaba el anterior presidente senatorial no estaba en condiciones adecuadas. “Las condiciones mecánicas del vehículo anterior distaban mucho de ser adecuadas. Durante los primeros meses de este cuatrienio ya había sido enviada al taller en un sin número de ocasiones, por lo que la recomendación fue sustituirla", justificó el funcionario. La guagua anterior era una Suburban de 2017.

"Se adquirió un vehículo de la misma marca y el mismo modelo”, agregó el portavoz.

Según reconoció Matos, el vehículo tuvo un costo de $73,800 debido a que el gobierno no paga arbitrios al adquirir un vehículo. El valor de la guagua en el mercado asciende a $115,000.

El portavoz también indicó que la guagua que utilizó el pasado presidente del Senado contaba con unas 76,000 millas y planteó que, desde que empezó el cuatrienio, el vehículo ha sido llevado en seis ocasiones a un taller de mecánica. Matos alegó que el anterior vehículo experimentó desperfectos mecánicos en la bomba de gasolina, transmisión, caja de fusibles, tren delantero, cambio de computadora y un cambio de botellas.

El Calce supo que…

No obstante, fuentes de biiiieeeeeen escaso crédito aseguran que el principal motivo para adquirir esta guagua es para irse a comer mondongo con Tatito Hernández, su panita que casualmente preside la Cámara de Representantes.

"Ellos quieren un vehículo dónde puedan caber todas las órdenes de mondongo que Tatito pide en el Ten Con Ten de Vega Alta. Además de la guagua también compraron varias cajas de pinitos de cherry, porque no hay quien aguante el olor suculento a mondongo allá adentro", resaltó el gran Fulín, personaje vegalteño que no conocemos, pero que imaginamos que dijo eso.

Nada, que parece que la industria del mondongo en la zona norte tiene un nuevo inversionista.