Campeones mundiales y pegadores en el ring de la vida

Mire usted cómo es la vida. Para el año 2012 Alberto &#39el Explosivo&#39 Machado y Ángel &#39Tito&#39 Acosta se quedaron con las ganas de representar a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Londres. En aquel entonces, ninguno de los dos gladiadores del ring pudo cumplir con la cuota para vestir los colores de la monoestrellada en la selección nacional.

Sin embargo, el destino conspiró lo suficiente como para que el sábado 17 de noviembre de ese mismo año el Coliseo Roger Mendoza en Caguas sirviera de escenario para que ambos púgiles boricuas iniciaran su ruta al estrellato en el profesionalismo. Y bueno, hoy día los muchachos manejados por Cotto Promotions pueden decir que el 2017 los catapultó a la cima.

machado acosta
Dennis Jones / Metro

"Ha sido todo un reto. Mucho trabajo y muchas ganas de echar pa&#39 lante. El boxeo fue lo que nos permitió hacernos de lo que tenemos ahora mismo. En mi caso, pues lo veo como mi trabajo. Esto ha sido el medio pa&#39 yo ser alguien productivo en la vida, aunque haya sido duro crecer dónde crecí”, aseguró Acosta (17-1, 17KO), quien se hizo del título minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) la noche del sábado, en la última cartelera que encabezó la leyenda Miguel Cotto.

Por su parte, Machado (19-0, 16KO), que se proclamó campeón de las 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) el pasado 21 de octubre, señaló que –en el caso de ambos– el boxeo ha sido un salvavidas indispensable que bien puede servir de ejemplo para la juventud que día a día intenta adelantar terreno nadando contra la corriente.

albertomachado51-2cddd445f954705abfe778503b1cccef.jpg
Dennis Jones / Metro

"Nosotros venimos de unos lugares difíciles para echar pa&#39 lante. Y no es por la gente, es por las tentaciones que rodean a uno. Se trata de qué camino escoger en la vida. Los momentos difíciles siempre están ahí y las situaciones que ponen a prueba el futuro también. Para mí el boxeo siempre ha sido un asunto bien serio por eso mismo. Las carteleras que se organizaban en Monte Hatillo con Canito Marrero eran una cosa grande y bien importante. Eso, junto con la memoria de mi hermano, siempre me han motivado a entrenar y a mantenerme firme en la vida”, indicó el de Monte Hatillo.

Empero, Acosta manifestó que en esta etapa de su carrera su meta principal es defender su título dos o tres veces y, eventualmente, estar pendiente a una oportunidad en las 112 libras. No obstante, el de Barrio Obrero añadió que todavía queda mucho por mejorar y que trabajará más duro en su defensa de cara a sus compromisos futuros.

titoacosta81-ac53cb697ef1da94a384ae2e42e32668.jpg
Dennis Jones / Metro

“Tengo que perfeccionar mi defensa y un poco los movimientos en el ring. Cogí pa’l de golpes en esta última pelea, a pesar de que se trabajó duro en el gimnasio”, puntualizó, a la vez que Machado sostuvo que, igual, tiene que pulir su boxeo sin alterar el estilo agresivo que lo caracteriza.

Finalmente, ambos aprovecharon para afirmar que al boxeo puertorriqueño le espera mucha gozadera.

“Venimos de barrio y sabemos aprovechar las oportunidades. Nosotros somos ejemplos y trabajaremos bien duro para seguirle los pasos a los grandes”, sentenció Machado.

A la fecha, además de Acosta y &#39el Explosivo’, Borinquen cuenta con otros tres campeones mundiales: Jesús Rojas y las hermanas Cindy y Amanda Serrano. Banquete.