Buscan que los chiqui estadistas tengan que rendir cuentas ante la Cámara de Representantes

¿Regresará Ricky al Capitolio?

Suministrada

El representante del Partido Popular Democrático (PPD), Orlando José Aponte, presentó una resolución para que ese cuerpo legislativo realice una interpelación a los delegados congresionales en busca de la estadidad, y que la semana pasada presentaron sus primeros informes trimestrales y los gastos reembolsables.

Entre estos funcionarios, se encuentra la delegada Elizabeth Torres, quien solicitó al gobernador Pedro Pierluisi disolver el organismo, aunque no estaría renunciando a su cargo ni el salario de $90 mil anuales, el exgobernador Ricardo Rosselló, la exalcaldesa de Ponce, María "Mayita" Meléndez, la exlegisladora Melinda Romero, Zoraida Buxó y Roberto LeFranc Fortuño.

Según indica la resolución de la Cámara 534, el legislador buscar realizar una sesión especial de interpelación a los delegados para conocer el "estatus del trabajo y gestiones realizadas desde su juramentación en julio del corriente año; conocer los planes y estrategias proyectadas en los próximos meses; auscultar los gastos realizados; y para otros fines relacionados".

En la exposición de motivos, el representante hace referencia a los señalamientos expuestos por la delegada Torres, y cómo operan los integrantes del organismo. "Estos señalamientos, tanto por la delegada Torres Rodríguez como del propio pueblo de Puerto Rico, nos alertan. En ese sentido, y en función del deber de esta Asamblea Legislativa, y especialmente de la Cámara de Representantes, debemos fiscalizar que dichos fondos públicos se estén usando adecuadamente. Tales delegados, al igual que esta legislatura, son funcionarios electos que deben estar dispuestos a ser compelidos por este Cuerpo Legislativo para auscultar el estatus de su trabajo y la buena utilización de los fondos públicos", lee parte del escrito.

Para el 1 de octubre, se reembolsó un total de $19,773.82 a los delegados.

El delegado con el monto más alto en reembolsos es Roberto Lefranc, quien ha solicitado $8,185.05. Esto correspondiente a viajes a Washington en sus primeros tres meses de gestión. Sin embargo, este total cambió al él desistir de gastos de estacionamientos en el aeropuerto Luis Muñoz Marín y de una cena con un grupo de mujeres estadistas.

La delegada María "Mayita" Meléndez, ha cobrado $5,783.28 en reembolsos, por concepto de dos viajes que hizo a la capital federal en julio.

A la delegada Zoraida Buxó se le ha reembolsado un total de $4,277.13, igualmente por viajes a Washington en julio y septiembre, y por una suscripción anual al periódico The Hill.

Por otro lado, a Elizabeth Torres, quien en los últimos días arremetió en contra de la delegación y su propósito, se le ha reembolsado $1,528.36, por concepto de un viaje que hizo a Washington en julio.

En el caso de Melinda Romero y Ricardo Rosselló, no han solicitado reembolsos desde el inicio de su gestión como delegados.

La resolución fue presentada antes de que la mayoría de los delegados presentaran sus primeros informes.