Biden le ronca a Putin sobre consecuencias por ataques cibernéticos

El presidente Joe Biden investiga los últimos ataques cibernéticos y, en caso, de que Rusia y Putin tengan algo que ver habrá consecuencias.

Aunque Joe Biden y Vladimir Putin se reunieron hace menos de un mes para tratar de limar las asperezas por sus recientes fricciones, el presidente de Estados Unidos volvió a la carga contra su homólogo de Rusia.

Biden advierte a Putin por ataques cibernéticos

El mandatario indicó que su administración dará una respuesta, en caso de que se confirme que muchos ataques cibernéticos contra servidores del país norteamericano son “bajo el conocimiento o consecuencia de Rusia”.

“No le he llamado a Putin, por aún no estamos seguros. La idea inicial es que ha sido el gobierno ruso, pero aún no estamos seguros”, dijo Biden.

Se debe recordar que a mediados del mes pasado, el líder de los demócratas y el mandatario de Rusia tuvieron un encuentro, con la finalidad de hablar sobre sus comentarios previos en los que se señalaban uno al otro.

“No estamos seguros de quién es con certeza. Le he pedido a la Comunidad de Inteligencia que me diera un análisis profundo de lo que sucedió”, sostuvo Biden en el marco de su visita al estado de Michigan, según informó la Casa Blanca.

https://www.metroworldnews.com/hub/metro-world-news/2021/06/17/coincidencias-y-desacuerdos-en-la-reunion-de-biden-con-putin

Investigan ataques

El jefe del Ejecutivo estadounidense fue más allá. El mandatario anunció el traslado de todos los recursos de su administración para dilucidar el origen y la causa del ataque informático a gran escala que han recibido varias empresas tecnológicas de su país el fin de semana.

Colonial Pipeline, JBS Foods y Kaseya

El pasado 2 de julio, hasta mil pequeñas y medianas empresas de la nación de las barras y las estrellas, muchas de las cuales son firmas informáticas, fueron afectadas por un nuevo ataque a gran escala. Se trata del mismo grupo que afectó al proveedor de carne JBS Foods durante el mes de junio.

La banda de ciberdelincuentes Revil, que se piensa que opera fuera de Europa del Este o Rusia, ha atacado esta vez a un proveedor conocido como Kaseya, cuyos productos son ampliamente utilizados por las empresas de gestión informática y otros ámbitos, de acuerdo a una alerta de la firma especializada en seguridad especializada en seguridad informática Huntress Labs.

En algunos casos han solicitado el pago de rescate de cinco millones de billetes verdes para que las empresas recuperen los datos de sus clientes corporativos, que están en peligro de terminar en las manos del mejor postor.

Se trata del más reciente ataque de una serie de delitos informáticos que ha llamado a la alerta de las autoridades estadounidenses. En mayo pasado, un golpe al oleoducto Colonial Pipeline interrumpió los envíos de combustible a las gasolineras de la Costa Este, mientras que el mes pasado el ataque a JBS provocó el cierre temporal de sus nueve plantas procesadoras de carne de vacuno de EU.